Dos camiones fueron quemados en la Autopista Siglo 21,en Michoacán, y otro vehículo en un acceso carretero al municipio de Apatzingán, además se registró un enfrentamiento en Nueva Italia, en el municipio de Múgica, tomado por los grupos de autodefensa ayer por la mañana, sin que se reportaran bajas.

Ante los hechos violentos registrados ayer por cuarto día consecutivos, las corridas de autobuses a Apatzingán se suspendieron, debido a los bloqueos carreteros, y así permanecían anoche hasta el cierre de esta edición.

Desde la semana pasada, la tensión ha ido en aumento día a día en Tierra Caliente ello tras la toma de Parácuaro ocurrida el sábado 5 de enero con bloqueos diarios a importantes carreteras con vehículos incendiados y enfrentamientos entre presuntos grupos del crimen organizado y autodefensas.

Después de cuatro días de intensos hechos violentos, el gobernador Fausto Vallejo finalmente reconoció que no eran suficientes los policías estatales y municipales para atender la seguridad en el estado y pidió respaldo del gobierno federal para contener la violencia.

A pesar del incendio de la Presidencia Municipal de Apatzingán, la quema de diversos vehículos y de algunas tiendas de convivencia, el gobierno estatal afirmó el sábado que no existía una situación de conflicto generalizada y sólo se encuentra focalizada en ciertas áreas.

El viernes por la tarde se registraron enfrentamientos, bloqueos con vehículos incendiados, así como la quema y saqueo de tiendas, luego de que el grupo de autodefensa ingresó a la Tenencia de Antúnez, municipio de Parácuaro. Fue hasta el sábado cuando intervinieron los elementos del Ejército Mexicano y se desplegaron 1,500 elementos más de la Policía Federal en Tierra Caliente.

Ayer, Fausto Vallejo dio un mensaje; afirmó que ejercerá mano firme en contra de la delincuencia organizada y no habrá vacilación para actuar contra quienes atenten en contra de la libertad y bienestar de la población.

Expuso que desde el viernes formalizó su solicitud al gobierno federal para pedir el apoyo de las fuerzas federales y así dar tranquilidad a los michoacanos.

Adelantó que este lunes sostendrá un encuentro en Michoacán con autoridades federales, y darán a conocer algunas acciones para la defensa y protección de los derechos ciudadanos y su patrimonio.

El viernes pasado, al menos 10 unidades fueron incendiadas en tres diferenets puntos de Apatzingán. En Antúnez, municipio de Parácuaro, también en manos de las autodefensas, fue encontrado un joven muerto con una herida de bala.

El sábado, en Cuatro Caminos, desconocidos robaron un camión que transportaba toneladas de limones para atravesarlo sobre la carretera y así bloquear el paso. Le prendieron fuego para dificultar que fuera removido. Por la noche, federales y militares desbloquearon el acceso carretero.

Infografia

veronica.macias@eleconomista.mx