El presidente Andrés Manuel López Obrador consideró que si se decide enjuiciar a los mandatarios que lo antecedieron, se deberá de empezar por el expresidente Carlos Salinas de Gortari pues lo calificó como el padre de la desigualdad moderna en México.

“Si se enjuicia a los expresidentes que causaron la tragedia nacional, se tiene que tomar en cuenta a Salinas, a Zedillo, a Fox, a Calderón, a Peña Nieto, porque todos tienen que ver en atrocidades que se cometieron para causar la decadencia en México.

"Salinas es el padre de la desigualdad moderna, fue el que entregó a sus allegados los bienes de la nación y del pueblo de México”, refirió el presidente desde Baja California Sur.

López Obrador afirmó que en el sexenio de Carlos Salinas fue donde se registró el mayor crecimiento de la desigualdad y por ello desde ahí se debe empezar a indagar a los exmandatarios, en caso de que así lo decidan los ciudadanos.

Aseguró que en su proyecto de gobierno se busca acabar con la corrupción, pero de manera real y no como sucedía en el pasado, aunque reiteró que él no está a favor de que se enjuicie a expresidentes.

Sin embargo, indicó que si se organiza una consulta ciudadana y se cumplen los requisitos no se opondrá a que se inicie un juicio con sus antecesores, pues refirió que no le interesan las venganzas.

“No a venganzas, no a la persecución política, sino marcar muy bien la diferencia e iniciar una etapa nueva sin corrupción, sin impunidad. Y eso lo hemos venido logrando”, expresó el jefe del Ejecutivo federal.