Antes de que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, diera a conocer un cambio de estrategia para enfrentar el consumo de drogas, fue informado sobre la existencia de más de 900,000 narcomenudistas que se encuentran distribuidos en alrededor de 2,500 ciudades de ese país.

Según el Reporte sobre la Estrategia Internacional de Control de Drogas 2010 (INCSR, por su sigla en inglés), realizado por el Departamento de Justicia y el Centro Nacional de Inteligencia sobre Drogas estadounidenses, los dealers, como se conoce a los narcomenudistas, se encuentran distribuidos en 20,000 pandillas o gangs alrededor de toda la Unión Americana.

El documento es un informe amplio que, por orden de Obama, describe la situación en el tema de narcóticos y lavado de dinero en 130 países, y enlista a los principales que sufren de tráfico y producción de drogas.

Asimismo, relata los esfuerzos que realiza cada Estado, ya sea en conjunto con su la administración estadounidense o por su parte, como lo es el Plan Colombia o la Iniciativa Mérida, por medio de los cuales, indica, se han entregado millones de dólares para la lucha contra el narcotráfico en Centroamérica.

México dio claros resultados

En el capítulo sobre México, refiere que la agresiva campaña para el combate de drogas continuó durante el 2009, dando claros resultados al haber atrapado un número significativo de capos o líderes de los cárteles .

Creemos que los esfuerzos del gobierno mexicano están teniendo un impacto real; por primera vez, la existencia de los cárteles del narcotráfico está amenazada por el Estado. Hubo notables signos de progreso en su contra durante el 2009 .

Pero también detalla que México continúa siendo el número uno en tránsito y producción de drogas que llegan a EU - 90% de la cocaína que recibe fluye por México, aunque su origen esté en otros países sudamericanos.

También estima que este negocio tiene en México una ganancia anual de entre 15 a 30 billones de dólares, que son lavados en negocios que aparentan ser legítimos.