La secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Rosario Robles comparó las acusaciones en su contra por presuntos desvíos de recursos públicos con las hechas anteriormente en contra de Marcelo Ebrard Casaubón cuando era jefe de Gobierno de la Ciudad de México por las irregularidades encontradas en la construcción de la línea 12 del metro capitalino.

Al ser cuestionada por el diputado de Morena, Javier Ariel Hidalgo Ponce, sobre su cambio en sus posturas políticas y los datos que la centran en una compleja trama de desvíos de recursos con auspicio de diferentes universidades públicas, la secretaria afirmó que la justicia no se puede ejercer a través de versiones periodísticas.

“Sigue siendo exactamente la Robles que tú conociste”, le respondió a Hidalgo Ponce

Y continuó: “(soy la) que trabaja por los que menos tienen y que tuvo la oportunidad gracias al presidente Enrique Peña Nieto hacerlo desde dos instituciones que tienen que ver con los que menos tienen —Sedatu y la Secretaría de Desarrollo Social— y yo creo que pensando desde la izquierda se ha luchado mucho para que haya derechos y libertades en este país.

“El primer derecho que consagra nuestra Constitución en su artículo primero es el derecho a la presunción de inocencia”, aseveró.

Robles enfatizó, como lo hizo durante la mayor parte de su comparecencia, que las versiones periodísticas no deben ser factor para hacer justicia en México.

“Hice un conteo y con relación a la línea dorada del metro, hubo más de 139 notas periodísticas y más de un mes en el que todos los días en el que estaba la nota en la televisión acusando injustamente en ese momento al titular del Ejecutivo de la Ciudad de México.

“Porque el titular de la Ciudad de México, el jefe de gobierno (en ese entonces Marcelo Ebrard) no tenía por qué estar viendo si los rieles iban para acá o iban para allá, para eso había responsables; si hubiéramos basado la justicia en la nota periodística próximamente no tendríamos canciller”, aseguró.  

La exjefa de Gobierno de la Ciudad de México rechazó que las universidades públicas hayan sido parte de una red de desvíos de recursos públicos como reveló la investigación de la Estafa Maestra.

“Acusar a nuestras instituciones de educación pública, otra vez, desde la izquierda, me parece algo que no tienen que ver con esa tradición democrática”, dijo.