Los repetidos lamentos y súplicas del mexicano Anastasio Hernández Rojas, cuando era golpeado y recibía descargas eléctricas, quedaron registrados en varios videos cortos que grabó con su teléfono celular un joven residente de Tijuana.

El pasado 28 de mayo, Hernández Rojas fue golpeado por agentes fronterizos estadounidenses que además le aplicaron varias descargas eléctricas, situación grabada por Humberto Navarrete, quien este miércoles difundió cinco vídeos cortos.

En una de las grabaciones se escuchan repetidos lamentos de Hernández Rojas, quien llorando imploraba ayuda sin que nadie pudiera impedir la golpiza que le propinaban unos 20 agentes estadunidenses en la garita de San Ysidro.

Hernández Rojas pereció unas 48 horas después de la golpiza en un hospital.

En las grabaciones se aprecia que los oficiales golpeaban al mexicano con mancanas.

Lo que registraron los videos que proporcionó Navarrete coinciden con las versiones de otros testigos que, sin cámaras, afirmaron ante diversas autoridades, incluidos dos oficiales del Instituto Nacional de Migración de México.

Los videos fueron divulgados, mientras la familia de Hernández Rojas se dispone a sepultar al mexicano en San Diego, donde le sobreviven su pareja sentimental y cinco hijos nacidos en Estados Unidos.

El médico forense del condado de San Diego determinó en acto sin precedentes la semana pasada que Hernández Rojas pereció en homicidio .

Detectives de homicidios de la policía de San Diego continúan por su parte una investigación y entregarán los resultados a la procuraduría federal en San Diego para finales de este mes.

La Oficina del Inspector General (OIG), la división de Asuntos Internos del Departamento de Justicia, lleva a cabo su propia averiguación del caso.

/doch