La Comisión de Educación de la Cámara de Diputados aprobó anoche en lo general y lo particular, solo con el aval de los grupos parlamentarios de Morena, PVEM, PT y PES ya que los legisladores del PAN, PRI, MC y PRD sufragaron en contra, la legislación secundaria pendiente en materia educativa, cuyos tres decretos se someterán hoy a discusión y votación en la sesión ordinaria del pleno cameral.

El paquete incluye la expedición de la Ley General de Educación, Ley General del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros, y de la Ley Reglamentaria del artículo Tercero de la Constitución en materia de Mejora Continua de la Educación.

Previo a la reunión de la comisión dictaminadora, que inició en forma desordenada al filo de las 18:30 horas, los coordinadores parlamentarios del bloque opositor conformado por el PAN, PRI, MC y PRD dieron a conocer, en conferencia de prensa, un posicionamiento conjunto.

“Las propuestas contenidas en los proyectos de dictamen merman el derecho a una educación de excelencia, pues prácticamente dejan sin efecto los esquemas de evaluación para la mejora continua que permitirían la profesionalización permanente de los docentes.

“Atentan contra la rectoría del Estado y fomentan intereses ajenos a la educación, pues se busca instaurar un régimen de excepción poco transparente y selectivo para decidir sobre las plazas, violando la Constitución, a fin de controlar, intervenir y supervisar todos los procesos de admisión, promoción y reconocimiento, y para que exista pase automático en las escuelas normales, la Universidad Pedagógica Nacional (UPN) y los centros de actualización del magisterio (CAM), sin que medie una evaluación académica”.

Los legisladores opositores al régimen que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador refrendaron su rechazo a las reformas secundarias en ciernes por considerar que van en detrimento del interés superior de la niñez y la juventud, vulneran la rectoría del Estado en la educación y comprometen el futuro de México.

La nueva Ley General del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros establece que, con objeto de fortalecer las escuelas normales públicas, a la UPN y a los centros de actualización del magisterio, “de acuerdo con las necesidades del servicio educativo, el ingreso a esas instituciones corresponderá a la demanda prevista en el proceso de planeación educativa de la autoridad competente.

“De esa forma se dispone que la Secretaría (de Educación Pública) establecerá un modelo para los procesos de admisión a dichas instituciones públicas”.

Y que “una vez definida la demanda futura por región, se asignarán las plazas a los egresados de las escuelas normales públicas, de la UPN y de los CAM, de conformidad con las estructuras ocupacionales autorizadas”.

Los priistas abandonaron la reunión, tras anunciar que presentarán 35 reservas para intentar modificar la legislación secundaria referida.