Establecer un esquema nacional de coordinación con estados y un protocolo de operación; fortalecer la estructura y el presupuesto del Mecanismo de protección de personas defensoras de derechos humanos y periodistas; así como reforzar la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión serán acciones a instrumentar por los gobiernos federal y estatales.

Ello fue acordado de manera urgente entre el presidente Enrique Peña Nieto y los gobernadores tras los asesinatos de Javier Valdez, en Sinaloa, y de Jonathan Rodríguez, en Jalisco, cometidos el pasado lunes.

A la reunión extraordinaria con la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) realizada en Los Pinos asistieron, entre otros funcionarios, Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación, el procurador general de la República, Raúl Cervantes, y Luis Raúl González Pérez, presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

Desde el salón Adolfo López Mateos y frente a embajadores acreditados en México como testigos, al arranque de su discurso el titular del Ejecutivo pidió guardar un minuto de silencio en memoria de los periodistas y defensores de derechos humanos caídos.

En el lapso se escucharon, nítidos, en voz de fotógrafos y camarógrafos, reclamos de ¡justicia! .

¡Ya no más discursos! , Se abren carpetas de investigación que no finalizan , No hay efectividad , fue la exigencia.

Al final de su alocución, Peña Nieto se acercó al enjambre de reporteros gráficos a quienes pidió reconocer, al menos, el compromiso del Estado mexicano para asegurar que no haya censura ni persecución de periodistas.

En su mensaje e inmediatamente después del reclamo, el mandatario aseguró entender la indignación del gremio periodístico, a la que dijo sumarse y con la que se solidariza.

La razón de estar hoy aquí reunidos es, precisamente, no para dirigir discursos, sí para reafirmar un firme compromiso: ‘Llevarnos tarea y compromiso para combatir la impunidad, para que la muerte de periodistas no quede impune y se encuentre a los responsables’ .

Informó que a la fecha 538 personas están bajo la protección del referido mecanismo: 342 son defensores de derechos humanos; 196, periodistas.

El esquema nacional de coordinación y el protocolo de operación pretenden hacer frente y reducir las situaciones de riesgo contra periodistas y defensores de derechos humanos.

Peña Nieto expresó que como ciudadano comparte la exigencia de justicia del gremio periodístico y de la sociedad entera, pero que como presidente de la República actuará con firmeza y determinación para detener y castigar a los responsables de los asesinatos de periodistas.

El homicidio de periodistas y defensores de los derechos humanos muchas veces es síntoma de un fenómeno mayor de impunidad al que se debe poner punto final, a partir de la acción coordinada de los tres poderes y órdenes del gobierno , expresó.

Reconoció que la impunidad y el rezago en el esclarecimiento de los crímenes son, precisamente, lo que más indigna a la sociedad, el que no se tengan resultados lo más pronto posible y, sobre todo, que muchos casos queden auténticamente en la impunidad .

Presidente de la ?corte se pronuncia

El presidente de la Suprema Corte, Luis María Aguilar Morales, se sumó a las múltiples voces que exigen Ni uno más , en contra de los asesinatos y agresiones de periodistas.

No debe haber en México ningún muerto por causa de la violencia y mucho menos a quienes tienen la labor, y ahora diría yo, heroica, de transmitir las voces de la gente y del pueblo, de transmitir la opinión, y por lo tanto no al silencio , manifestó.

Por su parte, Luis Raúl González Pérez, presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, pidió la presentación de un informe a las autoridades que tienen bajo su responsabilidad la investigación de agresiones a periodistas.

Asimismo, anunció que convocará a un encuentro entre distintos actores relacionados con los periodistas y su defensa, ante la necesidad de replantear los modelos y mecanismos existentes de protección al gremio periodístico.

Leopoldo Maldonado, oficial de Protección y Defensa de Artículo 19, señaló que en el anuncio de las medidas para proteger a los periodistas que hizo Peña Nieto y los gobernadores no se reconoció la participación de agentes del Estado en las agresiones.

Aunque destacó que el mensaje del Ejecutivo se centró en la impunidad, cuestionó que tras el surgimiento de una crisis, en este caso detonada por el asesinato de Javier Valdez, con el que suman seis asesinatos en lo que va del año, se presentan estas medidas, estos discursos que a la postre no redundan en resultados concretos .