Con la representación de casi un centenar de organizaciones civiles, se llevó a cabo la marcha para defender a los mexicanos ante las amenazas del gobierno de Donald Trump y la corrupción . Actores políticos se abstuvieron de participar.

La entonación a capela del Himno Nacional y el cántico de Cielito lindo por más de 20,000 capitalinos a su paso por el Auditorio Nacional hacia el Ángel de la Independencia de la marcha Vibra México, y del Hemiciclo a Juárez al mismo punto del movimiento Mexicanos Unidos, fue lo más relevante de las protestas anti-Trump.

No se acercó en nada a la marcha emblemática del año 2004, cuando salieron a la calle más de 1 millón de capitalinos por la inseguridad.

Los dos contingentes fueron resguardados por 3,000 policías de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México.

La primera manifestación (Vibra México) fue encabezada por María Elena Morera, presidenta de Causa en Común, en conjunto con universidades públicas y privadas.

Miranda de Wallace, presidenta de Alto al Secuestro, dirigió el segundo contingente (Mexicanos Unidos) desde el Hemiciclo a Juárez, con la idea de apoyar el gobierno de Enrique Peña Nieto; cabe señalar que Wallace un día antes de la manifestación fue amenazada en redes sociales por convocar una marcha el mismo día.

Ambos movimientos sociales comenzaron a marchar al Ángel de la Independencia alrededor de las 11:40 de la mañana.

El contingente de Miranda de Wallace llegó alrededor de las 12:40 de la tarde, con una participación de 3,000 manifestantes; sin embargo, al incorporarse con miembros de la sociedad civil, ésta fue encapsulada, reclamándole que la marcha era contra Trump y Peña Nieto, y no en favor .

Las organizaciones civiles, sociales, campesinas y grupales al frente de María Elena Morena, María Amparo Casar, Francisco Javier Rivas Rodríguez, Héctor Aguilar Camín y Roy Campos llegaron también poco antes de la 1 de la tarde; se les permitió el ingreso al Ángel, no así a Isabel Miranda de Wallace.

Los de Vibra México se tomaron la foto con la manta: #Vibra México. STOP Trump #Respeto a México . Detrás de ellos había un muro de ladrillos de cajas de cartón, que fueron retiradas por jóvenes adolescentes mano a mano, quienes portaban playeras con palabras de repudio al mandatario de Estados Unidos, y ratificando el Puentes sí. Muros no .

En breves pláticas con El Economista, María Elena Morera, María Amparo Casar, Francisco Javier Rivas, Héctor Aguilar Camín y Roy Campos comentaron que no habría palabras , porque no se trataba de un evento ni conferencia, sino una movilización contra las políticas que está aplicando el actual gobierno de Estados Unidos, mientras Miranda de Wallace, que pretendía ingresar, tuvo que partir del lugar ante los gritos de rechazo que recibió.

Al término del evento, los protestantes entonaron el Himno Nacional en compañía de una banda de guerra, con motivo de los reclamos colectivos, tales como la corrupción, mal gobierno y exigir ayuda de los connacionales que viven en Estados Unidos .

En otras entidades

Organizaciones ciudadanas, de académicos e industriales, entre otras, se manifestaron en diversas ciudades del país, en rechazo a las políticas de Donald Trump y en demanda de respeto a los derechos de los mexicanos.

En Guadalajara, miles de jaliscienses participaron en la marcha ciudadana por el respeto a México, que inició en la glorieta La Minerva y concluyó en la Plaza de Armas.

En Monterrey, Nuevo León, la concentración ciudadana Vibra México, celebrada en la Explanada de los Héroes, transcurrió sin incidentes.

Mientras, en León, Guanajuato, ¡No al muro! ¡No al muro! , gritó un centenar de personas. Esta movilización formó parte de las marchas simultáneas organizadas en al menos 15 estados. (Con información de Notimex)