En materia de delitos de alto impacto, durante el arranque del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, los indicadores muestran un ligero descenso respecto del mismo periodo de la administración de Enrique Peña Nieto, pero por arriba de los registros en las administraciones de Vicente Fox y Felipe Calderón.

Aunque hay un descenso en el delito de secuestro, otros como homicidio doloso y extorsión se han incrementado, lo mismo que el robo a transportistas y robo a negocio.

Expertos en la materia, consultados por El Economista, reconocen las acciones enfocadas para regenerar el tejido social, como apoyos a jóvenes, pero critican que la estrategia del gobierno del presidente López Obrador se enfoque en la intervención militar, además que descuide a policías estatales y municipales, y no se identifique una política criminal. 

De fortalecer a policías no se habla: María Elena Morera, Causa en Común

Muchas de las acciones del gobierno federal destinadas a generar condiciones de seguridad en el país son rescatables, pero el problema es que no hay realmente una política criminal, planteó la presidenta de la organización ciudadana Causa en Común, María Elena Morera Mitre.

El problema es que no se está atendiendo el bosque en su totalidad, es decir, diseñar e implementar políticas de prevención del delito, procuración de justicia, sistema judicial y penitenciario, indicó. 

Al no verlo en conjunto, cometemos los errores de siempre. Se quiere ir muy rápido en unas cosas y se van dejando otras. Morera dijo que, ahora que ya se tiene la Guardia Nacional y se avanzó en las leyes secundarias, sería oportuno tomarse un momento para diseñar una política criminal con un alcance más allá del sexenio.

Opinó que han sido acertados los apoyos que se están dando al campo, a las mujeres solteras y a los adultos mayores, como acciones de desarrollo social, pero no son prevención, aunque nos los vendan así, enfatizó. El problema es que no hay un plan de prevención focalizada, insistió la activista.

Se necesitan acciones focalizadas según la problemática de cada lugar, porque no son las mismas razones por las que hay homicidios en Chilapa, Guerrero, que en la alcaldía de Gustavo A. Madero, en Ciudad de México, ejemplificó.

También destacó que, si bien ya se cuenta con la Guardia Nacional, no se logrará generar condiciones de seguridad en el país si no se fortalecen las policías estatales y municipales, y sobre eso no se ha dicho nada y no se ha dado presupuesto.

El enfoque military no ha sido eficaz: Ernesto López Portillo, Universidad Iberoamericana

La estrategia del gobierno de Andrés Manuel López Obrador para combatir la inseguridad se está enfocando en la intervención militar, a pesar de que ésta no ha sido eficaz, y está olvidando la prevención, que es clave en el proceso de pacificación de un país, planteó Ernesto López Portillo.

El coordinador del Programa de Seguridad Ciudadana de la Universidad Iberoamericana expuso que la vía de recuperación de la seguridad y la paz es la seguridad ciudadana, la cual coloca en el centro a las personas y sus derechos fundamentales, privilegia la mayor inversión posible en la prevención y construye instituciones policiales auténticamente orientadas al servicio y la protección de la gente.

Señaló que el gobierno ha prometido que devolverá la paz y reducirá la violencia. Sin embargo, no quedan claros los cómos, pues sólo se ha abordado que será con la Guardia Nacional y con la implementación de programas sociales, lo cual no basta, acotó.

“Necesitamos una metodología mucho más fuerte, que nos dé el plan de implementación de esas promesas, más allá de la Guardia Nacional”, agregó.

“La pregunta que nosotros hacemos es dónde está la prevención. Creemos que el presidente tiene una confusión. Las inversiones sociales no son por sí mismas prevención de la violencia y el delito”, dijo.

En ese sentido, planteó que una política de prevención trabaja en tres niveles: con población abierta, con población en riesgo y con población que ya tuvo conflictos con la ley.

Además, López Portillo llamó la atención de que este gobierno no está destinando recursos para la prevención.

Plan, con aciertos y omisiones: Sergio Aguayo, El Colegio de México

El tridente que constituye la Guardia Nacional, la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y la inversión en regeneración del tejido social son algunas decisiones de gobierno acertadas para generar condiciones de seguridad en el país, planteó el investigador del Centro de Estudios Internacionales de El Colegio de México, Sergio Aguayo.

Sin embargo, dijo que desafortunadamente hay omisiones muy serias en la estrategia, por ejemplo, la pasividad con la que se trata el factor Estados Unidos, en particular en lo relacionado con el contrabando de armas hacia nuestro país.

Otra es que no se incorpora abiertamente a la mujer como tema transversal, ni la rendición de cuentas.

Sobre la Guardia Nacional, el investigador de El Colegio de México (El Colmex) expuso que recoge la herencia de al menos 12 años de intervención militar en el combate al crimen organizado y, en ese sentido, hay que reconocer la mejoría de la capacidad operativa y táctica de las Fuerzas Armadas (están mejor preparadas, armadas, equipadas, entienden mejor al crimen organizado), pero desafortunadamente no entienden bien a las víctimas y a la sociedad civil organizada.

Con anterioridad Sergio Aguayo, quien ha enseñado en diversas universidades de México, Estados Unidos y Europa, ha hecho referencia a que se tiene que fortalecer a los elementos policiales municipales y estatales para corregir sus insuficiencias.

Se deben combatir a las estructuras: Miguel Garza, Insyde

Entre los puntos positivos de las acciones desplegadas por esta administración federal para generar condiciones de seguridad en el país, destaca que el fenómeno de la inseguridad y la delincuencia se pretendan atacar desde un enfoque social. Pero se debe tener claro que no dará resultados en el corto plazo, planteó el coordinador de Investigación Aplicada en Policía en el Instituto para la Seguridad y la Democracia AC (Insyde), Miguel Garza.

El experto añadió que en otras administraciones se ha visto a la inseguridad desde una lógica muy simplista: hay delitos, hay que combatirlos con policías, con militares y con pistolas.

En su opinión, para enfrentar el problema de inseguridad pública se requiere no sólo de una Guardia Nacional, sino de implementar una estrategia integral que incluya prevención del delito, combate a las estructuras criminales y despliegue de elementos basados en evidencias. 

Indicó que entre los desatinos se observa que este gobierno podría estar recurriendo a la misma estrategia para combatir el problema de inseguridad implementada por administraciones anteriores. “Si es la misma estrategia, difícilmente va a tener diferentes resultados”, advirtió.

Sostuvo que se requiere incluir en el plan contra la inseguridad la prevención del delito, análisis criminales, combate a las estructuras. Ir no sólo por las cabezas, sino por los recursos económicos, así como un despliegue diverso de las policías.

Puntualizó que se requiere un modelo policial de proximidad, en el que la prioridad sea atender la preocupación y las necesidades de los ciudadanos.

Acciones de gobierno para generar seguridad en el país

17 de octubre del 2018

En Ciudad Victoria, Tamaulipas, el entonces presidente electo de México anunció que dividiría el país en 265 regiones para organizar el combate a la violencia e inseguridad. Dijo que 70% de su estrategia se concentraría en atender las causas que originan el problema en el territorio mexicano.

14 de noviembre del 2018

A días de asumir la Presidencia de México, Andrés Manuel López Obrador anunció la creación de la Guardia Nacional como parte de su plan de Paz y Seguridad 2018-2024.

1 de febrero del 2019

El presidente de la República envió al Senado la Estrategia Nacional de Seguridad Pública, en la que se incluye:

  • La formación de la Guardia Nacional, que este año será integrada por 80,000 elementos.
  • Recuperación y dignificación del sistema penitenciario a través del combate a la corrupción.
  • Erradicar la corrupción y establecer un auténtico Estado de Derecho con el fin de acabar con la “delincuencia uniformada”.
  • Pleno respeto y promoción de los derechos humanos, lo cual contempla que las Fuerzas Armadas sean capacitadas en la materia.
  • Reformular el combate a la droga a partir de la regulación de algunos estupefacientes, como la mariguana.

11 de abril del 2019

En su conferencia matutina, el presidente de la República presentó al general de brigada diplomado del Estado Mayor, Luis Rodríguez Bucio, como mando de la Guardia Nacional.

11 de abril del 2019

El presidente envió al Senado la ley orgánica de la Guardia Nacional, la ley del uso de la fuerza pública, la ley de registro nacional de detenciones y la ley que modifica el Sistema Nacional de Seguridad Pública.

26 de abril del 2019

En su conferencia, el mandatario anunció el arranque de la Guardia, aun cuando no se habían aprobado sus leyes secundarias. Fue en Minatitlán y Coatzacoalcos donde iniciaron operaciones.

20 de mayo del 2019

El presidente de México reconoció que, a más de cinco meses de su gobierno, no ha habido resultados en la disminución de la inseguridad y violencia.