El candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, Mikel Arriola Peñalosa, afirmó que durante su gestión el servicio de agua no se privatizará.

“Ese es un derecho respetable y un recurso que existe, sólo hace falta invertir en infraestructura y tomar medidas para que el vital líquido no se pierda y llegue a todas las familias de la ciudad”, subrayó ante habitantes de la delegación Iztapalapa.

Para rehabilitar la red hidráulica ya existente es necesario hacer bien las cosas, dijo, para que podamos aspirar a que en el mediano plazo la ciudad empiece a recuperar su abasto, los pozos empiecen a recuperar lo que les debemos y la infraestructura pueda ser atendida con presupuesto en mantenimiento”.

Al participar en un foro con especialistas en esa materia, el abanderado priista se comprometió a terminar el acuaférico, ya que es la mejor forma de recuperar el agua de manera eficiente y con ello millones de capitalinos tendrán agua y dejarán de comprar pipas que cobran los jefes delegacionales.

Los planteamientos de los ingenieros que participaron en el foro convergen con sus propuestas ya que “esas son las necesidades de la Ciudad y "lo venimos a subrayar en la demarcación que está más presionada por el agua, aquí en Iztapalapa 700,000 personas no tienen acceso a la red de agua potable”, planteó.

“Por ello, desde el primer día de su gobierno Mikel Arriola pondrá en marcha un paquete de inversión en infraestructura hidráulica por 20,000 millones de pesos para regenerar la red primaria y secundaria. Con esta inversión se eliminará el desabasto de agua en todas las delegaciones”, subrayó.

También, dijo, "se ahorrará el 500% en el costo del agua beneficiando a 4.5 millones de ciudadanos; se ahorrará hasta 40% de agua que actualmente se desperdicia por fugas y 32.6 millones de pesos anuales por el pago de pipas.

El candidato priista a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México indicó que con esas inversiones y el saneamiento de la red hidráulica se garantizará que todos los capitalinos y sus próximas generaciones tengan agua todos los días.