Sin duda nuestro país tiene un problema grave de justicia y "esto no lo podemos negar", creo que es un tema en el que todos estamos conscientes y tanto la Corte como el Poder Judicial de la Federación estamos tratando de hacer la parte que nos corresponde, indicó el ministro Arturo Zaldívar.

La Corte ha impulsado desde hace mucho tiempo esta reforma en materia de amparo para tener mayores instrumentos de defensa de los derechos humanos; hemos también impulsado a través de nuestros criterios interpretativos una muy rica jurisprudencia en materia de derechos fundamentales , agregó.

En reunión con medios, el Presidente de la Primera Sala de la Suprema Corte dijo que se ha tratado de hacer la parte que le corresponde a la Corte, que desde luego –añadió- no significa que "estemos satisfechos".

Puntualizó que el tema de impartición de justicia en México tiene que ver con los tres órdenes de gobierno, con una pluralidad de autoridades y una cultura jurídica de los abogados.

Explicó que la reforma de amparo más que un reto es una oportunidad, e indicó que esta modificación, junto con la reforma en materia de derechos humanos, pueden colocar al país a la vanguardia en la defensa y el desarrollo de las garantías individuales.

Uno de los retos que tendrá el amparo en breve es ajustarse o adaptarse al nuevo sistema acusatorio cuando este sistema entre ya plenamente en vigor , reconoció.

A pregunta expresa, refirió que una de las objeciones que a lo largo de los años se hacía la modernización del amparo era que el Poder Judicial se llenaría de asuntos y se desbordaría. Sin embargo, la experiencia en Derecho comparado nos demuestra que esto no es así; seguramente habrá algunos primeros meses de descontrol mientras los criterios se van ajustando , detalló.

APR