Amnistía Internacional (AI) afirma a través de un comunicado que Lydia Cacho, mientras trabajaba en su casa de la ciudad de Cancún, recibió una llamada a través de su sistema de comunicación privado -que utiliza sólo en casos de emergencia-, en que la que la voz de un hombre la amenazó de muerte.

El mensaje del agresor fue "ya te lo dijimos, (…), no te metas con nosotros, se ve que no aprendiste con la vueltecita que te dieron. La que te va a tocar va ser en pedacitos, así te vamos a mandar a casa, en pedacitos".

El organismo informó que Cacho ya ingresó una queja sobre el incidente ante la Procuraduría General de la República (PGR).

AI recordó que la periodista comenzó a ser víctima de acoso y amenazas desde que en 2005 publicó un libro en que expuso una red de prostitución infantil operada, supuestamente, bajo la protección de funcionarios de los gobiernos estatales de Quintana Roo y Puebla.

La periodista fue detenida en 2006 y sometida a más amenazas y acosos, tras un proceso legal irregular en que los mencionados en su libro la acusaron de difamación.

CDHDF EXIGE SEGURIDAD A LYDIA CACHO

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) urgió a las autoridades a actuar de manera pronta y eficiente y garantizar la seguridad de la periodista Lydia Cacho, quien fue amenazada el 29 de julio pasado.

En un comunicado, recordó que desde 2009 la también defensora de los derechos humanos ha sido víctima de amenazas y agresiones, por lo que desde esa fecha cuenta con medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humano (CIDH).

Tras condenar la más reciente amenaza de muerte contra la periodista, la CDHDF reiteró como han hecho diversas organizaciones de la sociedad civil, es obligación del Estado investigar las agresiones que ha sufrido la defensora .

A esta exigencia se han sumado organismos internacionales como Article 19 y Amnistía Internacional, que llamaron al Estado mexicano a cumplir cabal y efectivamente con las medidas cautelares otorgadas a Lydia Cacho por la CIDH para brindarle seguridad

mac