El número de trabajadores muertos por una explosión en una mina del norte de México se elevó a siete y sigue la búsqueda de otros siete mineros con casi nulas esperanzas de que estén vivos, informó la madrugada del viernes el secretario de Trabajo, Javier Lozano.

"Se ha localizado un nuevo cuerpo (séptimo) que será subido por el mismo pozo 3 en unos momentos más", reportó en su cuenta de Twitter el funcionario, quien se encuentra en el lugar de la tragedia.

La fuerte explosión se registró el martes en un yacimiento de carbón del pueblo de Sabinas (Coahuila, norte), a causa de una acumulación de gas, y dejó atrapados a 14 obreros dentro de un pozo de 60 metros de profundidad. Un adolescente que estaba fuera de la mina sufrió graves heridas.

El propio Lozano dijo el jueves no tener "la más mínima esperanza" de encontrar con vida a los mineros todavía atrapados.

Cinco socorristas chilenos, dos de los cuales participaron en el rescate de los 33 mineros de Atacama en octubre, llegaron la tarde del jueves a la mina para colaborar en las tareas de auxilio.

La explosión avivó el debate en México sobre las condiciones de trabajo en las minas del estado de Coahuila, donde hace cinco años 65 mineros murieron en otro accidente de los que sólo se han podido recuperar dos cadáveres.

IDENTIFICAN AL CADÁVER

Julio César Sifuentes Vázquez, de 33 años de edad, es la identidad del cuerpo número siete que fue rescatado del pozo carbonífero en el ejido Sabinas de esta localidad.

Cerca de las 04:00 horas de este viernes, poco antes de que se cumplieran 72 horas de la explosión que sepultó a 14 mineros, las brigadas de rescate ubicaron el cadáver entre los escombros.

RDS

RDS