A cuatro meses de que deje el poder, el presidente Enrique Peña Nieto reconoció que los resultados de los tres órdenes de gobierno en materia de combate a la delincuencia y el crimen organizado son insatisfactorios. “A pesar de los esfuerzos de todos los cuerpos de seguridad, los resultados aún están lejos de ser satisfactorios”.

En su alocución durante la ceremonia por el 90 aniversario de la Policía Federal, se dijo seguro, sin embargo, de que el Estado mexicano habrá de contener a los grupos delictivos que están por encima de la ley en algunas regiones del país.

“Estoy seguro de que el Estado mexicano también será capaz de contener a los grupos delictivos, que se han puesto por encima de la ley, en algunas regiones y restablecer el tejido social”.

Si bien el fenómeno de la inseguridad tiene raíces antiguas en México y múltiples causas, dijo, “no hay, ni puede haber justificación para el crimen.

“Quienes delinquen lo hacen en busca de un beneficio personal que implica la violación de los derechos de los demás; al hacerlo, destruyen los principios básicos de nuestra vida en comunidad”.

En un régimen federal, estableció Peña Nieto, hacer frente al desafío de la violencia e inseguridad que azota el país “exige una estrecha coordinación entre los distintos órdenes de gobierno”.

Desde su óptica, el hecho de que los resultados sean insatisfactorios pese a los esfuerzos de todos los cuerpos de seguridad pública “habla de la magnitud del reto” que enfrenta México.

Pero aclaró que ello en modo alguno es resultado o se deriva de la falta de compromiso de los elementos de la Policía Federal: “Durante más de una década, y por distintas razones, la delincuencia y el crimen organizado han crecido y trastocado el tejido social de comunidades, ciudades y regiones”, arguyó.

Si bien el fenómeno delincuencial tiene raíces antiguas y múltiples causas, dijo, “no hay, ni puede haber, justificación para el crimen”.

No la hay, amplió, porque quienes delinquen lo hacen en busca de un beneficio personal que implica la violación de los derechos de los demás, y al hacerlo destruyen los principios básicos de la vida en comunidad.

Explicó que a lo largo de la historia México ha enfrentado a enemigos externos, conflictos internos y amenazas a la seguridad de la sociedad, que han puesto a prueba la solidez de las instituciones.

“En décadas recientes, los mexicanos hemos demostrado nuestra capacidad para enfrentar con éxito retos históricos, en ámbitos como el acceso a servicios de salud y educación, la modernización de nuestra economía y la transformación de nuestras instituciones”, completó desde el Centro de Mando de la Policía Federal, ubicado en Iztapalapa.

En ocasión también del Día del Policía Federal, que en el 2013 decretó celebrar cada 13 de julio, reconoció el trabajo de los elementos policiales.

“Día tras día, ustedes han cumplido con su responsabilidad de combatir a los criminales. Los convoco a mantener este esfuerzo y a cumplir su deber de proteger y servir a las familias mexicanas”, puntualizó.

[email protected]