El gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, anunció la intervención de la policía municipal de Tlaquepaque, con la finalidad de revaluar a sus elementos ante sospechas de infiltraciones de la delincuencia. Es la segunda intervención en un municipio, luego de que también en Tlajomulco fueron desarmados policías por sospechas de infiltración.

“Jalisco no está aislado de lo que vive el país; por eso, hoy menos que nunca, podemos quedarnos con los brazos cruzados. No nos vamos a detener. No nos van a intimidar. Vamos a trabajar minuto a minuto para darle a Jalisco la seguridad que merece”, dijo Sandoval en su cuenta de Twitter.

Por su parte, la Fiscalía de Jalisco informó que personal de la PGR, Secretaría de la Defensa Nacional y de la Policía Federal aseguraron el edificio de la policía de Tlaquepaque “para llevar a cabo una revisión a sus elementos y disminuir la incidencia delictiva, así como para descartar posibles infiltraciones del crimen organizado”.

En tanto, la Secretaría de Gobernación informó de la instalación de módulos para la emisión del Certificado Único Policial, con el objetivo de certificar a los elementos policiales de niveles estatales, municipales y ministeriales, así como a los oficiales de guardia y custodia del sistema penitenciario a nivel nacional.

El Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública proporcionará dicho certificado.