Los procesos de defensa jurídica de mexicanos en Estados Unidos para no ser deportados son costosos y no serán suficientes los 1,000 millones de pesos que destinó de forma emergente el gobierno de nuestro país para los consulados en la Unión Americana, afirmó Luis Foncerrada Pascal, director del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado.

Son costosos y las aportaciones que mandó la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) no son para nada suficientes ante la demanda de abogados que tienen los migrantes. De ahí la importancia de encontrar medios adicionales , dijo.

Durante el foro Alternativas Democráticas ante las Deportaciones Masivas, organizado por el diputado Jesús Zambrano (PRD), el académico también afirmó que no será fácil que Estados Unidos logre imponer un arancel al envío de remesas hacia nuestro país, debido a que los impuestos no pueden ser discriminatorios hacia un sector poblacional.

Sin embargo, dijo que, de concretarse, los mexicanos podrían triangular el envío, a fin de que los transfieran primero a otro país y luego a México, para evitar pagar el impuesto.

Por su parte, el director de Protección a Mexicanos en el Exterior de la SRE, Jacob Prado González, informó que se ha incrementado de 400 a 1,300 las llamadas diarias de mexicanos que viven en Estados Unidos para solicitar orientación; asimismo, ha habido un incremento de 40% en la solicitud de pasaportes y actas de nacimiento por parte de mexicanos.

Mencionó que la SRE orienta a los mexicanos sobre qué hacer con sus propiedades; cómo comportarse en caso de recibir en sus casas visitas de agentes migratorios, y cómo obtener la doble nacionalidad estadounidense para los 2.7 millones de mexicanos que tienen posibilidad de hacerlo.

Actualmente se negocia con EU para que se mantengan los 11 puntos de repatriación segura de mexicanos, acotó.

[email protected]