Amnistía Internacional urgió a una reestructuración del sistema de procuración de justicia a nivel estatal y federal en México, para garantizar un respeto a los derechos humanos, pues la situación actual es insostenible .

Al presentar el informe anual 2010 sobre México, el titular del organismo en nuestro país, Alberto Herrera, dijo que los ciudadanos debemos exigir cambios fundamentales en la Procuraduría General de la República y en las locales, dependencias que, afirmó, hacen uso indebido de su facultad de investigación y consignación.

Debemos cuestionar, debemos señalar y debemos exigir cambios fundamentales en la Procuraduría General de la República. La situación que hemos verificado desde hace décadas en este uso incorrecto de las procuradurías es absolutamente insostenible .

Herrera, junto con el abogado David Peña hicieron un recuento de los casos que siguen sin resolverse en nuestro país, y de los que reflejan la deuda pendiente que tiene el Estado en la materia. En ese sentido, calificaron como una de las más graves deudas pendientes del Estado mexicano en materia de derechos la falta de rendición de cuentas.

Asimismo, exigieron la liberación de los presos de conciencia y la protección a los defensores de derechos humanos, periodistas y ambientalistas perseguidos.

No queremos ver más Jacintas, Teresas y Albertas en prisión .

Destacaron también que en el gobierno del presidente Felipe Calderón, se incrementaron 1,000% las quejas por abusos de militares.

obrito@eleconomista.com.mx