El Instituto Nacional Electoral (INE) planteó solicitar a la Cámara de Diputados 12,493 millones de pesos para sus operaciones del próximo año; 20.15% más del presupuesto otorgado en este año.

La Comisión Temporal de Presupuesto del instituto aprobó el anteproyecto de presupuesto para el 2020 para el Paquete Económico de la Federación.

El año pasado, el INE solicitó 11,347 millones de pesos para su ejercicio del 2019, que de acuerdo con el Consejo General ya incluía un esfuerzo institucional de austeridad, sin embargo, en San Lázaro sólo se le aprobaron 10,397 millones de pesos, es decir, 8.3% menos de lo solicitado, convirtiéndose en el presupuesto más bajo aprobado desde el 2014.

Mientras que para el 2018, el órgano electoral propuso solicitar un monto de 18,226 millones de pesos a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, pero la Cámara Baja recortó la cantidad solicitada y el INE recibió 17,426 millones de pesos, es decir 800 millones de pesos menos.

Cabe destacar que durante este año se celebraron las elecciones federales para la Presidencia de la República, senadurías y diputaciones federales y ocho gubernaturas.

Al presentar el anteproyecto, los consejeros integrantes de la Comisión de Presupuesto argumentaron que lo solicitado para el próximo año representa 0.21% del Presupuesto de Egresos de la Federación estimado para el siguiente año, lo que significa que sólo 21 centavos de cada 100 pesos presupuestados para el 2020 se destinarán al  INE.

El instituto detalló que han logrado recortes gracias a menores precios de bienes y servicios que el INE adquiere para su operación, además que para los procesos locales se propone solicitar 57% menos que el año pasado, porque en las elecciones en Coahuila e Hidalgo se instalarán 7,830 casillas, lo que es 50% del total de casillas aprobadas para los cinco procesos locales ordinarios del 2019.

De acuerdo con el instituto, para la creación del anteproyecto se utilizó como referencia el proyecto de presupuesto aprobado por el Consejo General para el 2019 el cual presentó un recorte importante por parte de la Cámara de Diputados.

Además, señalaron que la preparación del Proceso Electoral Federal 2020-2021 y los procesos locales coincidentes en 32 entidades federativas también en el 2021 impiden seguir con la suspensión temporal de contrataciones de más de 600 plazas vacantes.

Durante la conferencia de prensa  los consejeros argumentaron que este presupuesto que solicitan al  Congreso de la Unión es adecuado y suficiente para cumplir con las obligaciones y los próximos procesos electorales.

En su intervención el consejero electoral Marco Antonio Baños apuntó que el monto solicitado cumple con la política de austeridad del gobierno federal.

“De nueva cuenta el Instituto Nacional Electoral está correspondiendo con el llamado del presidente de la República, a ejercer un presupuesto con absoluta austeridad (...) Me parece que refleja el primer gran esfuerzo que hace el instituto”, aseveró.