El robo de hidrocarburos en los ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) ha sido un crimen constante en casi dos décadas, mismo que ha registrado un incremento entre sexenios. Hasta octubre del 2018, se habían reportado 47,090 tomas clandestinas en al menos 27 estados.

Con el pasar de los gobiernos, los datos muestran que son casi los mismos estados los que año con año mostraron estar a la cabeza en la ordeña de combustibles de los ductos de Pemex, mientras que el número de municipios en donde se registraron las tomas clandestinas fue creciendo.

Con VFQ, se diversificó el número de municipios

Durante el año 2000, cuando Vicente Fox Quezada (VFQ) ganó la Presidencia mexicana, Pemex registró sólo 155 tomas clandestinas en 86 municipios de 17 estados. La mayoría se ubicó en las alcaldías de los estados de Hidalgo, Veracruz, Puebla y Guanajuato, de acuerdo con registros de la petrolera nacional, que difundió mediante la solicitud 1857200263717 de transparencia entregada a un ciudadano.

Del total de las tomas, 136 se registraron durante el final del periodo del expresidente priista Ernesto Zedillo, es decir, entre el 1 de enero y 30 de noviembre del año 2000. En tanto que durante el primer mes del gobierno de Fox Quezada se registraron 19 tomas clandestinas.

En ese mismo año, Hidalgo se posicionó como la entidad con mayor número de tomas clandestinas con un total de 30.

En segundo lugar se ubicó Veracruz con 27 tomas clandestinas repartidas en 14 municipios, la mayoría ubicadas en las alcaldías de Tierra Blanca y Omealca.

Un año después, en el 2001, el primero del mandato del panista, se registraron 132 tomas clandestinas repartidas en 67 municipios en, también, 17 estados.

Para ese año la entidad con mayor número de tomas ilícitas fue Veracruz, en donde se registraron 32 tomas; a la entidad portuaria le siguió Guanajuato, Tamaulipas, Puebla y Coahuila.

En total, durante el sexenio de Fox Quezada, entre el 1 de diciembre del año 2000 y el 30 de noviembre del 2006, Pemex tuvo registros de un total de 887 tomas clandestinas.

En el 2006, el último año del expresidente panista, fue cuando se registró el mayor número de tomas clandestinas de su sexenio, con 191.

Con FCH crecen tomas y localidades

Mientras que en el gobierno del entonces panista, Felipe Calderón Hinojosa (FCH),( 1 de diciembre del 2006 y hasta el 30 de noviembre del 2012), se incrementó de manera sostenida el número de tomas ilícitas a los ductos de la empresa paraestatal.

En dicho periodo se registraron en total 4,701 tomas clandestinas. En comparación con el sexenio de Fox, el número de perforaciones ilícitas a los ductos de Pemex creció en 430 por ciento.

Por ejemplo, para el primer año del gobierno de Felipe Calderón, en el 2007, se registraron 324 tomas clandestinas repartidas en 114 municipios de 18 estados del país. En comparación con el primer año del mandato de Fox, el número de municipios en donde se registró la ordeña de ductos de Pemex creció 70 por ciento.

Para el 2007 las entidades que se ubicaron a la cabeza como las de mayor incidencia en el delito del huachicol fueron, en primer lugar, Veracruz (con 173 tomas clandestinas), Puebla (24) y el Estado de México (19).

Durante el gobierno de Calderón, no hubo año en el que no creciera el número de tomas clandestinas con respecto al año que lo antecedió. Fue entre el 2010 y el 2011 cuando se registró el mayor aumento en el número de tomas del periodo calderonista.

En todo el 2010 se registraron 691 tomas en 175 municipios de 21 estados, incluida la Ciudad de México. Un año después, en el 2011, se registraron 1,361 tomas clandestinas en 195 municipios de 22 estados.

Por lo que del 2010 al 2011, el número de tomas creció 97% y el de municipios 11.4 por ciento.

Fue durante el último año de su sexenio, entre el 1 de enero y el 30 de noviembre del 2012, cuando se contabilizó el máximo histórico de tomas clandestinas en su gobierno, con 1,449.

Cifras récord, con EPN

En el sexenio de Enrique Peña Nieto (EPN) también se registró año con año alzas en el robo de hidrocarburos. Con los datos disponibles que hay, entre el 1 de diciembre del 2012 y hasta el 31 de octubre del año pasado, se habían registrado 41,502 tomas clandestinas en al menos 23 entidades del país.

Pese a que aún no hay datos públicos de Pemex que complementen el sexenio de Peña Nieto, los números de tomas clandestinas del gobierno del priista superan por mucho las cifras registradas en los periodos de Fox y Calderón.

Presuntos huachicoleros se enfrentan con federales

En el municipio de Huixcolotla, Puebla, elementos de la División Gendarmería fueron agredidos por presuntos huachicoleros, dejando como saldo un policía federal fallecido y tres más heridos.

La Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana señaló que los tres elementos lesionados fueron trasladados de inmediato a un hospital y hasta el momento se encuentran estables.

Mediante una tarjeta informativa, detalló que los hechos ocurrieron cuando los policías federales realizaban acciones de seguridad en la zona de Tecamachalco, Estado de México.

Ahí marcaron el alto a los tripulantes de una camioneta, quienes al hacer caso omiso dieron origen a una persecución que concluyó hasta la entrada de Huixcolotla, Puebla, donde junto con tripulantes de otra camioneta agredieron con armas de fuego a los elementos federales.

Así, al repeler la agresión, un elemento perdió la vida y tres resultaron lesionados.

Rompen, por quinta vez, ducto Tuxpan-Azcapotzalco

El presidente Andrés Manuel López Obrador informó que el oleoducto Tuxpan-Azcapotzalco fue picado por quinta ocasión en menos de una semana. Calificó el hecho como un acto de sabotaje para impedir la regularización del abasto de gasolina en la Ciudad de México.

Atribuyó a grupos delincuenciales dicho sabotaje. “Es impedir que se normalice el abasto, para ver si retrocedemos y abrimos todos los ductos y las cosas se mantengan como estaban, que nos demos por vencidos. Piensan que no vamos a resistir. Es la delincuencia que se fue creando durante muchos años, donde están involucradas personas de todas las características, de todos los sectores, desde luego, políticos que, en el mejor de los casos, lo toleraron”, dijo.

El mandatario adelantó que el 22 de enero realizará un recorrido por las poblaciones por las que atraviesa dicho ducto, a fin de conversar con los habitantes sobre su plan contra el robo de combustible. (Con información de Notimex y Jorge Monroy)

Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación reconoce fallas en estrategia vs robo

La estrategia contra el robo de combustible emprendida por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha sido perfectible y no se han tomado siempre las mejores decisiones, reconoció la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

“Hemos hecho un examen de conciencia al interior de lo que nos haya fallado (...) Hay cosas que hemos reflexionado y que hemos dicho ‘caray, deberíamos haber hecho esto y previsto esta otra cosa” admitió en entrevista radiofónica.

Ante la molestia de los gobernadores por no “avisarles” sobre la estrategia, la funcionaria les reprochó ser omisos ante este ilícito. “A la vista, ciencia y paciencia de los gobernadores (...) pasaban los ductos que salían de la refinería de Salamanca, a tres kilómetros, a unas instalaciones para poder surtirse de huachicol (...) y ahora me dicen ‘¿por qué no nos avisaste?’”. (Redacción)

Vanessa Rubio, ex subsecretaria de Hacienda

“Falso”, que no se hayan combatido con EPN

La premisa de que es la primera vez que realmente se está haciendo algo para combatir a los huachicoleros, tal como asegura el presidente Andrés Manuel López Obrador y su equipo, es falso, pues desde la pasada administración se implementaron acciones contra el robo de combustibles, defendió Vanessa Rubio, quien fue subsecretaria de Hacienda en los últimos dos años de gobierno de Enrique Peña Nieto.

“Del primero de enero del 2016 al 30 de noviembre del 2018, se hicieron 28,000 denuncias, 5,000 detenidos, 3,000 judicializados, 500 indicados y 400 en prisión preventiva. Me pregunto cuántos ha habido entre diciembre y enero de este año”, cuestionó la ahora senadora del PRI.

En la Cámara de Diputados, comentó que, si bien el huachicol es un problema que afecta a la seguridad nacional, es falso que se diga que antes no se había hecho nada. (E. Albarrán)

[email protected]