Las declaraciones de Hillary Clinton, secretaria de Estado de Estados Unidos, en el sentido de que el gobierno estadounidense habrá de colaborar de manera firme con su contraparte mexicana en la lucha contra la delincuencia organizada y detendrá en su territorio a funcionarios corruptos fueron interpretadas por Jorge Carlos Ramírez Marín como parte de la guerra sucia contra el PRI, de cara a los comicios presidenciales.

Es una expresión más de cómo la política exterior de México está sirviendo para atacar al PRI, proporcionando a distintos actores estadounidenses información sesgada, dolosa, sobre los actores políticos del PRI indicó.

A decir del Vicecoordinador de la diputación federal priísta resulta muy simpático que la señora Clinton haga este tipo de declaraciones. No la oí tan enfática cuando se trató del operativo Rápido y Furioso. Y es muy chistoso que el gobierno federal celebre estas declaraciones cuando no pidió la menor explicación por ese operativo , agregó.

Por otra parte, Arturo García Portillo (PAN) dijo reconocer la disposición del gobierno estadounidense a colaborar con la justicia mexicana en casos de corrupción por parte de funcionarios públicos con el fin de que salgan del país para eludir la acción de la justicia.

Y negó que el gobierno del presidente Felipe Calderón utilice las instituciones encargadas de la procuración y aplicación de justicia para atacar a funcionarios o exfuncionarios públicos.

No forma parte de una estrategia porque los casos de ese tipo se sustentan en expedientes y se sostienen con pruebas para que puedan proceder. Las instancias judiciales no pueden actuar por simples argumentos políticos. Es terrible que (los priístas) lo manejen así porque da la impresión de que lo que el PRI quiere es que cuando ocurra que está involucrado un personaje político no se investigue. Eso no se puede permitir’’.

El estratega electoral del PAN, Rubén Camarillo, retó al líder nacional del PRI, Pedro Joaquín Coldwell, a no proteger a los exgobernadores Tomás Yarrington, Eugenio Hernández y Manuel Cavazos.

Yo creo que mi compañero senador Pedro Joaquín está muy nervioso, yo lo veo así, de pronto, con la actitud del ladrón del mercado. ¿Saben cuál es la actitud del ladrón de mercado? Que empiezan a gritar ‘ladrón, ladrón, ladrón’ y él es el que se está llevando la bolsa por una ruta diferente a la que está señalando , afirmó .

Además aseveró que el PRI anda temeroso por el crecimiento del PAN en la contienda presidencial y dijo que por esa razón el tricolor pretende crear una cortina de humo para distraer la atención de la investigación a los exmandatarios estatales por supuestas ligas con el crimen organizado.

Es el momento que el Presidente Nacional del PRI diga (...) si va a estar o no en posición de encubrir a exgobernadores de su partido que están siendo señalados como colaboradores del crimen organizado. Que lo diga claramente y que no hagan cortinas de humo (...), es un reto al senador Pedro Joaquín Coldwell, que diga abiertamente si está o no en posición de encubrir, como lo ha hecho en el pasado el PRI, a presuntos responsables de ilícitos tan graves como los que señala la DEA , dijo.

politica@eleconomista.com.mx