Después de un mes, el protocolo aprobado por la cúpula del PRD se aplicó y pidió al presidente municipal de Soledad de Graciano Sánchez, San Luis Potosí, José Ricardo Gallardo Cardona, que compareciera ante las autoridades correspondientes para investigar si existen infiltraciones o nexos con el crimen organizado o hechos ilícitos.

Sin embargo, la disposición no ha aplicado para todos, pues hasta el momento no se han implementado acciones en contra de Bernardo Ortega, presidente de la Comisión de Gobierno del Congreso de Guerrero, a quien presuntamente lo relacionan con el crimen organizado.

José Ricardo Gallardo es el primer perredista que se pone a disposición de las autoridades. Según el funcionario tiene información, la cual pondrá a disposición del Consejo Nacional del PRD de que no existe ninguna acusación o señalamiento alguno ante autoridad competente o que en la administración municipal de Soledad de Graciano Sánchez existan irregularidades administrativas.

De acuerdo con el protocolo, el objetivo de éste es someter a escrutinio público el proceso de selección de los candidatos del PRD y recibir cualquier información que ponga en duda la conducta ética del aspirante.

De igual forma, contempla procedimientos expeditos para remitir la información a todas las autoridades competentes incluyendo a la Comisión de Fiscalización del INE y a la Unidad de Inteligencia Financiera de la SHCP, para el desahogo de las investigaciones correspondientes en aquellos casos en los que existan dudas sobre sus trayectorias.

También mantiene una solicitud a las autoridades para que se realicen las investigaciones de manera profesional y sin tintes políticos.

[email protected]