Elementos de la Policía Federal (PF) llegaron la mañana del 28 de enero a la ciudad de Chilpancingo en el Estado de Guerrero.

Alrededor de 2,000 elementos de la gendarmería nacional de la PF arribaron a la capital de Guerrero para reforzar las instalaciones de la Procuraduría General de la República (PGR)y el Tribunal Electoral del Estado de Guerrero.

La precaución de las autoridades obedece a que el titular de la PGR, Jesús Murillo Karam, que confirmó la muerte de los 43 estudiantes que desaparecieron la noche del 26 de septiembre del 2014 en el municipio de Iguala.

Con Información de Radio Fórmula

rarl