La Fiscalía General de la República (FGR) informó la detención de Rubén Armando Hernández Olivas, alías “R7” o “Calva", integrante de la organización criminal "La Línea", y quien presuntamente fungió como comandante de sicarios el 4 de noviembre de 2019, cuando fueron asesinados nueve integrantes de la familia LeBaron, Langford y Miller en el municipio de Bavispe, Sonora.

La detención se realizó en cumplimiento de la orden de aprehensión otorgada a la FGR el 21 de septiembre de 2021 por un juez del Centro de Justicia Penal Federal en Almoloya de Juárez, Estado de México.

Al detenido, la FGR le imputará su probable responsabilidad en los delitos de homicidio calificado, homicidio calificado en grado de tentativa y daños.

El 21 de octubre de 2021, el Sistema Penitenciario de Chihuahua informó a la FGR que Hernández Olivas se encontraba interno en el Centro de Reinserción Social Estatal 1, en Aquiles Serdán, por delitos que le imputa la Fiscalía General de Justicia del Estado de Chihuahua.

Posteriormente, elementos de la Policía Federal Ministerial (PFM), cumplimentaron la orden de aprehensión en reclusión en contra de alías “R7”.

La Fiscalía General de la República cuenta ya con 26 personas detenidas por el múltiple asesinato de integrantes de las familias LeBaron, Langford y Miller, entre ellos Roberto González “El 32” y Fredy Calles “El Tolteca”, presuntos autores intelectual y material del crimen.  

Según la FGR, todos los detenidos, sin excepción, se encuentran ya vinculados a proceso y nadie ha obtenido libertad, pese a los medios de impugnación que han promovido.

Personal de esa Fiscalía se ha reunido en 18 ocasiones con las familias de las víctimas directas para informarles de los avances obtenidos, e incluso han estado presentes en cinco audiencias judiciales de formulación, de imputación y de vinculación, por los delitos de homicidio y delincuencia organizada.

kg