La dirigencia del PAN en el Distrito Federal advirtió que la reforma política capitalina debe ser aprobada por el Congreso de la Unión en el periodo ordinario de sesiones -que inicia el sábado-, pues de lo contrario sería complicado sacar adelante el tema, debido a que en octubre inicia el año electoral (del 2015) y se prohíbe realizar modificaciones constitucionales antes del proceso.

Mauricio Tabe, líder panista capitalino, y Fernando Rodríguez Doval dudaron de la posición que el PRD tenga en la discusión -primero en el Senado, como Cámara de origen- del proyecto de dictamen, pues tienen visiones distintas, ya que su intención es empoderar la figura del Jefe de Gobierno y no a los gobiernos delegacionales.

El discurso del PRD ha sido patrimonialista, como si la ciudad la perteneciera. No habla de fortalecer a las delegaciones; el PRD ha querido fortalecer la figura del Jefe de Gobierno , expuso Rodríguez Doval.

Confió que en la discusión del anteproyecto de dictamen, éste no se contamine y quede una reforma política a modo .

El plazo que tendrían los senadores y diputados federales es el periodo ordinario de sesiones, que inicia en febrero, pues el documento -después de su aprobación- tendría que enviarse a los congresos locales para su aval. Posteriormente, iniciar la discusión de las leyes secundarias.

Para el dirigente local del PAN, actualmente los legisladores cuentan con un piso mínimo para arrancar las discusiones; aunque, dijo, no deben olvidar la inclusión del fortalecimiento de los gobiernos locales, para convertirse en alcaldías con autonomía.

[email protected]