A la fecha, cerca de 40,180 personas están desaparecidas en México,   según el Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas, informó el saliente comisionado Nacional de Búsqueda (CNB), Roberto Cabrera Alfaro.

El portal de la base de datos históricos de la CNB, con cifras de la Procuraduría General de la República y con corte al 30 de mayo del 2018, cuenta con un registro de  36,693 desaparecidos.

Al presentar el Informe de Actividades 2018 de la CNB, Roberto Cabrera Alfaro, quien presentó su renuncia al cargo el pasado 15 de enero, expuso que los datos de dicho registro, que todavía se encuentra en construcción, surgió de la depuración de los registros “recolectados de diversas fuentes” y contiene, “en la mayoría de los casos, la identidad digital de la persona desaparecida que incluye nombre completo de la víctima, fecha de nacimiento, fotografía y huella dactilar”.

De acuerdo con datos de Plataforma México, (red nacional que alberga las bases de datos criminalísticas), del total de desaparecidos, se cuenta con el registro, por huella dactilar, de 36,708 personas fallecidas sin identificar.

En conferencia en la Secretaría de Gobernación (Segob), el comisionado saliente agregó que por medio del Grupo de Trabajo de Identificación Humana, la CNB ha reconocido a más de 400 personas que estaban en calidad de desaparecidas, algunas incluso con más de 10 años sin identificar. De éstas, 20 cuentan con un reporte.

Asimismo, existen cerca de 1,500 casos en que los estados no han informado del estatus de los cuerpos entre los cuales, indicó Cabrera, Jalisco es la entidad con el mayor rezago en este tema.

“Sólo nos han enviado 20 que han podido localizar. Muchísimas más, lo que hemos visto, es que no saben dónde está la carpeta asociada al cuerpo y, si no saben esto, lamentablemente es muy probable que desconozcan dónde está el cuerpo”.

Hasta ahora, la comisión cuenta con una base de datos de información genética de más de 50,000 perfiles que pertenecen a familiares de desaparecidos, restos óseos e indicios. “Se realizaron confrontas masivas que exhibieron resultados con un alto potencial de identificación positiva”, que suman alrededor de 1,200.

Cabrera, quien asumió el cargo en febrero del 2018, añadió que dichos datos representan un avance en la consolidación del Banco Nacional de Datos Forenses, pero reconoció que todavía tienen que pasar por procesos de verificación.

Además refirió que, a fin de evitar duplicidades en los datos, la comisión dio acceso a los datos a las fiscalías y comisiones locales de búsqueda.