El dirigente de la asociación civil Redes Sociales Progresistas (RSP), Juan Iván Peña Neder, acusó a la exdirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo Morales, de intentar evitar que esa organización logre constituirse como partido político, por lo cual operó para que su yerno, José Fernando González Sánchez, de manera ilegal, intentara apoderar de esa organización.

El pasado 10 de octubre el director ejecutivo de Prerrogativas y Partidos Políticos del Instituto Nacional Electoral (INE), Patricio Ballados Villagómez, notificó a Peña Neder que había sido destituido del cargo de presidente de esa organización.

De acuerdo con el oficio, de cual tiene copia El Economista, Ballados le informó que el 4 de octubre, esa instancia del INE recibió un acta de sesión extraordinaria del Consejo Directivo de Redes Sociales Progresistas, protocolizada ante la fe de la notaria pública 139 del Estado de México, Arabela Ochoa Valdivia (hija del exlíder nacional del SNTE, Farael Ochoa Guzmán, muy cercano a La Maestra), en el cual consta su remoción del cargo de presidente del Consejo Directivo de esa organización.

Sin embargo, Peña Neder afirmó que esa destitución es ilegal, ya que, de acuerdo con las leyes que rigen a las asociaciones civiles, sólo la Asamblea General es la que puede destituir a un dirigente y esa instancia no ha sesionado.

Lo que ocurrió fue que Fernando González, quien es vicepresidente de las RSP, junto con el secretario, José Jerónimo Esquinca Cano, levantaron un acta de consejo en la que se establece que hubo una sesión del Consejo, la cual nuca ocurrió, y donde se habría tomado la decisión de remover a Peña Neder y nombrando en su lugar al yerno de La Maestra, incluso falsificando la firma del tesorero, Gonzalo Rafael Ortiz Cárcamo.

Peña Neder dijo que esa circunstancia ya le fue notificada formalmente al INE a quien le exigieron haga una investigación y se pronuncie, para que vuelva a reconocerlo como presidente nacional.

El dirigente acusó a la profesora Gordillo y a sus familiares de querer apoderarse de la organización en el momento en que están muy cerca de cumplir con los requisitos que establece la ley para que pueda ser reconocida como un partido político.

“Se trata de una traición para que el partido no alcance su objetivo y no ayude a la Cuarta Transformación (…) Yo creo que cuando vieron que el partido iba a ser una posibilidad y que ya teníamos muy buenos candidatos en la mayoría de los distritos que ganaron el PRI y el PAN, pues decidieron dinamitar el barco para evitar que Andrés Manuel López Obrador, como líder de Estado, como líder moral nuestro, pues tuviera una posibilidad igual de ampliar su liderazgo”.

Hasta el momento esa organización ha cumplido con organizar 13 de las 20 asambleas estatales necesarias para constituirse como partido y ya superó en 7% el número de firmas que señala la ley.

En opinión del dirigente, la maestra Gordillo Morales quiere apoderarse de ese partido en formación porque está calculando que tiene pocas posibilidades de volver a controlar el SNTE y quiere asegurar un espacio de poder.

En tanto, el propio Peña Neder convocó a los integrantes de las RSP a una asamblea general extraordinaria para el próximo 21 de octubre para discutir la exclusión de asociados y nombramientos del Consejo.