Los habitantes de Martín Mendalde, en la Colonia del Valle, tienen un nuevo vecino: el ex procurador Miguel Ángel Mancera, quien con sus seis guardaespaldas y 10 colaboradores, suben y bajan las escaleras que unen la sala de prensa y sus oficinas, de lo que es la casa de campaña del aspirante apartidista .

El 6 de enero, Mancera renunció a la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal. Junto con él salieron sus más cercanos colaboradores: Manuel Granados Covarrubias y José Ramón Amieva Gálvez Estrada, coordinador de asesores y Jefe de Asuntos Jurídicos y de Derechos Humanos de la PGJDF, respectivamente.

También lo acompañó Bolívar Huerta, señalado como responsable de un desplegado a favor de la candidatura de Mancera, firmado por académicos y científicos en los principales diarios del país.

A diferencia de los colaboradores de sus rivales, quienes se apoyan en personajes políticos, el de Mancera es un equipo de gente formada en la academia y en la administración pública.

Manuel Granados Covarrubias

Ex coordinador de asesores de la PGJDF, es egresado de la Facultad de Derecho de la UNAM. Cuenta con diplomados en Análisis Político por la Universidad Iberoamericana; maestría en Dirección y Gestión Pública, por la Universidad Carlos III de Madrid. Es especialista en Derecho Constitucional y Administrativo.

Fue asesor jurídico del Subsecretario de Política Sectorial de la Secretaría de la Reforma agraria, entre 2003 y 2005, así como director general adjunto de Asuntos Jurídicos en la misma dependencia. Ha impartido clases de Derecho Agrario y Procesal Agrario, así como de Derecho Constitucional y de Garantías Individuales en la UNAM.

José Ramón Amieva Gálvez

Ex jefe de Asuntos Jurídicos y de Derechos Humanos de la PGJDF, es licenciado en Derecho, egresado de la Universidad del Valle de México. Cuenta con maestría en Administración Pública por el INAP; diplomado en Derecho Penal y Procedimiento Penal Mexicano por la UVM, así como de Desarrollo Organizacional por la UNAM.

Fue jefe de lo Contencioso y Obra Pública en la Comisión de Recursos Naturales y Desarrollo Rural del Gobierno del Distrito Federal, donde también fungió como subdirector jurídico y gerente jurídico. Ha ocupado diversos cargos en la Fondeso y en la Secretaría de Gobierno del GDF.

Bolívar Huerta Martínez

Académico de la Facultad de Ciencias de la UNAM, se especializa en pedagogía educativa y enseñanza y divulgación de las ciencias. Es coautor del libro De la privatización a la mercantilización de la Educación Superior (UNAM, 2009); así como de la Cronología del Centenario de la UNAM (2010).

Además de diversos cargos en la UNAM, ha participado en la Secretaría de Educación del GDF, entre 2007 y 2009. Ese año se unió a diversos científicos, intelectuales y artistas para elaborar una propuesta que logre el empoderamiento ciudadano, así como la oxigenación y renovación del quehacer político.

Otros colaboradores cercanos de Miguel Mancera son Antonio Rodríguez, responsable del contacto con los medios de comunicación y de la agenda de entrevistas del aspirante ciudadano.

También René Salas, militante perredista y representante de Mancera ante la Comisión Nacional Electoral del PRD.

PRESENCIA EN REDES SOCIALES

El ex procurador y su equipo llevan un paso moderado en las redes sociales. Lo harán de ganar en las encuestas, aseguran. Mancera no tiene cuenta en Twitter, la que existe hoy en día (@MigueLManceraDF) no es suya, asegura.

Recién abrió su página en Facebook, (http://www.facebook.com/pages/Miguel-Ángel-Mancera-Espinosa) que suma 1,480 simpatizantes. También tiene página oficial http://www.manceradf.mx/

LA AUSTERIDAD DEL NUEVO BUNKER

Una patrulla hace guardia frente al número 1037 de Miguel Mendalde, un edificio que bien podría pasar por un pequeño colegio privado, de los que tanto abundan en la ciudad.

Da la impresión de que ahí todo está en construcción. La escasez y sencillez del mobiliario refuerzan en ambos pisos esta idea. La oficina de Mancera por ejemplo tiene un escritorio tipo Office Depot . No hay libreros, ni cuadros, mucho menos libro, a diferencia de la oficina que ocupaba en la Procuraduría, donde destacaban los muebles de madera y en color vino y la gran cantidad de libros.

La casa también cuenta con una sala de prensa, que ocupa una superficie de 40 metros cuadrados aproximadamente, con capacidad para cerca de 70 personas. Un podio y un atril con el fondo en blanco y logotipo del PRD, complementan el mobiliario.

Hay también un espacio para las entrevistas con el posible candidato: dos asientos en foro gris, colocados uno frente al otro, ligeramente de lado; una pequeña mesa de madera al centro; dos mamparas de madera en color blanco, con los logos del partido.

Una tapia separa la recepción del espacio para las entrevistas.

¿Cómo ven, si está muy sencillo? Pregunta con cierta ansiedad uno de los colaboradores, quien enseguida se lleva el celular al oído y sale de la sala de prensa. Su voz al contestar se pierde entre las que resuenan en parte posterior. La respuesta del reportero queda en el aire.

APR