Sin despliegues espectaculares, personal de la secretarías de la Defensa Nacional (Sedena) y de Marina Armada de México (Semar), grupos de inteligencia y élite fueron desplegados a la región noreste para atacar blancos específicos de grupos del narcotráfico y crimen organizado, principalmente en la Comarca Lagunera, que la componen cinco municipios de Coahuila y 11 de Durango.

Fuentes militares y navales manifestaron a El Economista que el despliegue inició el fin de semana, aunque unidades de inteligencia partieron de avanzada para determinar cuáles puntos de la región Lagunera son los de mayor urgencia, luego de que Coahuila iniciara el año con altos índices de violencia y Durango, con corporaciones policiacas preventivas infiltradas.

Ambas entidades se encuentran dentro de las cinco zonas en las que se dividieron los 31 estados y Distrito Federal, siendo la zona noreste compuesta por Coahuila, Durango, Nuevo León, San Luis Potosí y Tamaulipas, entidades donde los cárteles del Golfo, Los Zetas, El Pacífico y bandas regionales se disputan las plazas, vías de trasiego de droga y venta de droga al menudeo.

Las unidades no son numerosas, sino específicas para labores de ubicar, identificar, investigar y recolectar los datos específicos de los blancos, ya sea de células, líderes locales y sus cuerpos de seguridad, casas de seguridad, vehículos y tipo de armas con las que se desplazan en lo que denominan sus territorios. Por motivos de seguridad no se reveló el número de elementos, pero sí que pertenecen a las secciones Segunda y Séptima de la Sedena e inteligencia de la Semar, las cuales operan en los municipios de Torreón, Matamoros, Francisco I. Madero, San Pedro de las Colonias y Viesca en Coahuila.

De acuerdo con los datos obtenidos por las unidades especiales, en esos municipios de Coahuila fue donde la violencia se hizo latente entre el 1 de diciembre del 2012 al 15 de enero del 2013, así como una elevada actividad criminal en Durango, lo que llevó a la detención de 150 policías de Gómez Palacio y Lerdo. En Durango, de diciembre del 2012 al 19 de enero, contabilizan 50 ejecuciones, mientras que en Coahuila, se registran 140 asesinatos violentos con huellas de crimen organizado, detalla la PGR.

[email protected]