La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) determinó que Mario Aburto, señalado por el asesinato del candidato presidencial Luis Donaldo Colosio, fue torturado durante su detención en 1994.

Al dar a conocer los resultados de su informe sobre el expediente de queja CNDH/6/2021/1261/VG en el que se investigó la denuncia de tortura por parte de Aburto Martínez, la Comisión indicó que tanto el acusado, como parte de su familia, fueron torturados.

Y es que lo que pudo acreditar la Recomendación emitida por la CNDH es que Mario Aburto “fue torturado desde su detención el 23 de marzo de 1994, al igual que algunos miembros de su familia, él de manera reiterada hasta años recientes”.

Asimismo, se resaltó que tales actos ilegales lo sabían, “así como los responsables de la investigación oficial y la propia Comisión Nacional, no obstante, lo minimizaron y hasta desautorizaron. Todo con el fin de sostener la versión oficial del ‘asesino solitario’”.

La CNDH añadió que desde el momento de su detención, en Lomas Taurinas, y varias veces durante los primeros interrogatorios, Mario Aburto negó ser responsable de los hechos; expresó ser víctima de tortura y que fue presionado para inculparse, lo cual fue contrario a lo que dijeron los responsables de la investigación.

Mientras que se desacreditaron o minimizaron testimonios de testigos de la tortura, incluso de quienes participaron en ella y así lo declararon a las autoridades. Además de que se sesgó la información contenida de los diversos exámenes médicos que se le practicaron entre el momento de su detención en la delegación de la entonces Procuraduría General de la República (PGR) en Tijuana y su ingreso al Cefereso 1 de Almoloya, esto es, entre el 23 y el 25 de marzo de 1994.

Indicó que en el esclarecimiento a estos hechos, la CNDH integró documentos, peritajes y testimonios obviados o eliminados de la investigación oficial como el testimonio de Aburto y partes de una entrevista hecha a él por personal de la CNDH, presuntamente el 12 de abril de 1994, la cual aunque está en su archivo no consta en la indagatoria oficial ni en ningún expediente de seguimiento de queja del organismo referente a la tortura denunciada, porque nunca se la integró formalmente.

La CNDH recordó que el pasado 26 de octubre, la institución emitió la Recomendación 48VG/2021 a la Fiscalía General de la República y al Órgano Administrativo Desconcentrado Prevención y Readaptación Social, por haberse acreditado tortura en agravio de Mario Aburto, quien actualmente se encuentra en el Cefereso 12 en Ocampo, Guanajuato.

Dicha aprehensión, se dio como resultado de la investigación oficial que cuatro subprocuradores especiales realizaron entre 1994 y 2020, por lo que fue sentenciado como responsable del asesinato del candidato del Partido Revolucionario Institucional.

maritza.perez@eleconomista.mx