La explosión ocurrida en el ferry de la empresa Barcos Caribe el pasado 21 de febrero, en Playa del Carmen en Quintana Roo “no se trató de un atentado terrorista o de una agresión de un grupo específico del crimen organizado’’, manifestó ayer Alberto Elías Beltrán, subprocurador Jurídico y de Asuntos Internacionales en suplencia del Procurador General de la República.

El encargado de la PGR, agregó en un mensaje a medios que dicha determinación se encuentra debidamente sustentada de igual forma por personal de las agencias estadounidenses: Federal Bureau Investigation (FBI) y el Bureau of Alcohol, Tobacco, Firearms and Explosives (ATF), así como de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) adscritos a la Coordinación General de Servicios Periciales.

Elías Beltrán reiteró, que el explosivo utilizado para dañar la embarcación es “de manufactura casera’’ y que no tenía la intención de destruir el ferry de la empresa Barcos Caribe, sino sólo inhabilitar esa unidad naval que es utilizada para el traslado de los turistas que acuden a Playa de Carmen y otros lugares donde la empresa ofrece sus servicios.

Destacó que el artefacto no tenía el propósito de destruir o de lastimar a la población, debido a que su “poderío era de capacidad limitada’’, sin embargo, resultaron 26 personas lesionados, entre ellos una que continúa hospitalizada y a la que se le da seguimiento sobre su recuperación y se continuará el desahogo de las líneas de investigación, sin descartar ninguna de ellas, incluido el autoatentado.

El Subprocurador Jurídico, explicó posteriormente que la tardanza del ofrecimiento de estos resultados se debe a que primero la investigación la tenía bajo su cargo la Subprocuraduría Especializada de Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) y ahora, corresponderá a la Subprocuraduría de Procesos Penales Federales y Amparo de la PGR, que cuenta con los resultados obtenidos hasta el momento.

Por su parte Manelich Castilla Cravioto, comisionado de la Policía Federal, quien estuvo presente en el mensaje de Elías Beltrán, expuso que dicha corporación incrementó su presencia en la zona turística de Quintana Roo, con 900 elementos federales, donde operan 197 unidades en Cozumel, Cancún y Chetumal, además de 60 elementos distribuidos en transbordadores y Ferrys, en las salas de espera y descenso.

rtorres@eleconomista.com.mx