En la última parte de su periodo como secretario de la Defensa Nacional, el general Salvador Cienfuegos Zepeda reportó un crecimiento en su patrimonio, en específico en el saldo de sus cuentas bancarias, según se observa en sus declaraciones patrimoniales.

Fue en el 2004 cuando comenzaron los registros de declaraciones del general Cienfuegos Zepeda como servidor público. No obstante, fue a partir de que asumió la titularidad del Ejército, en el 2013 que comenzó a hacer pública información sobre su patrimonio.

La primera vez que el general hizo público el dato sobre sus inversiones bancarias fue en el 2015, cuando reportó que tenía 3 millones 534,336 pesos en una cuenta; para el 2016, el monto se mantuvo en niveles similares.

En el 2017, los recursos en la cuenta bancaria bajaron a 1 millón 538,296 pesos; para el 2018, reportó tener un saldo de 5 millones 619,730 pesos, igual a un alza de 4 millones 81,434 pesos en comparación con el 2017.

Para el informe sobre sus bienes con motivo de la conclusión de su encargo como titular de la Sedena, al 30 de noviembre del 2018, Cienfuegos indicó tener en un saldo en su cuenta bancaria de 13 millones 865, 443 pesos.

Es decir, el saldo aumentó, de enero a noviembre del 2018, en 8 millones 245,713 pesos.

Inmuebles y vehículos

Cienfuegos declaró en el 2013 ser dueño de cuatro casas: tres adquiridas entre 1973 y 1992, y una más en el 2006.

Para el final de su mandato como secretario de Estado, en noviembre del 2018, el hoy imputado por narcotráfico en Estados Unidos indicó tener dos casas: la que compró en el 2006 y una más adquirida en 1973.

En esta misma declaración, Cienfuegos informó de la venta de dos de sus propiedades cuyas transacciones conjuntas sumaron 6 millones 596,000 pesos, cifra aun por debajo de lo reportado como aumento en su cuenta bancaria en el mismo periodo (8.2 millones).

En tanto, el salario del general Cienfuegos como secretario pasó de 2 millones 400,084 pesos netos anuales en el 2013, a 2 millones 544,865 pesos netos en el 2018.

Durante el tiempo como secretario de Estado, el general declaró que no tenía otros ingresos más que su salario.

En su declaración final el general también reportó la compra, a través de un crédito, de un auto Audi QS cuyo valor fue de 1 millón 659,910 pesos, además de la donación de un auto Hummer modelo 1992 con un valor de 33,431 pesos.

Sospechas de su actuación

Mike Vigil, exdirector de Operaciones Internacionales de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por su sigla en inglés), dijo a InSight Crime que había sospechas de la actuación de Cienfuegos desde hace tiempo.

“Hubo varias alertas cuando Cienfuegos era general, y cuando fue nombrado ministro (secretario) de Defensa en 2012, yo había oído rumores sobre su (presunta) corrupción”, dijo Vigil a InSight.

En un artículo firmado por Parker Asmann, InSight indicó que el arresto de Cienfuegos confirmaría las versiones de corrupción al interior de la milicia.

Una de las cuestiones que se destacó en el análisis es el prestigio del Ejército en México, al ser una de las instituciones más confiables entre la población.

Y es que de acuerdo con el último sondeo de Consulta Mitofsky, del 2019, el Ejército se colocó como una institución con confianza alta entre la población mexicana, al obtener siete puntos en una escala de 0 al 10. Su calificación fue la segunda más alta, sólo después de las universidades.

hector.molina@eleconomista.mx