Política

Lectura 1:00 min

¿Cómo se hizo el reportaje sobre Lozoya de Quinto Elemento Lab y Mexicanos Contra la Corrupción?

Avatar de León A. Martínez

Por León A. Martínez

A juicio de los periodistas, es posible que aún no se sepa todo sobre la red de corrupción de Odebrecht en México, y aseguraron que deben investigarse las obras realizadas para otras empresas públicas, como la CFE.

La investigación sobre Emilio Lozoya, exdirector de Pemex y quien supuestamente recibió 10 millones de dólares como sobornos de parte de la constructora Odebrecht, fue resultado del periodismo de investigación y no de filtraciones, aseguraron los periodistas Alejandra Xanic e Ignacio Rodriguez, de Quinto Elemento Lab, y Daniel Lizárraga y Raúl Olmos, de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, las organizaciones responsables de la publicación.

En una presentación en Facebook Live para dar a conocer los detalles del proceso de investigación, los periodistas afirmaron que las revelaciones, que ponen al exfuncionario en el centro de la polémica por corrupción en México, fueron posibles gracias a la independencia de la fiscalía brasileña y a las redes que tejieron periodistas de Brasil, Colombía y Perú, entre otros, a diferencia de las autoridades mexicanas, que han avanzado muy lento en desentrañar la trama de corrupción de la constructora brasileña.

El 21 de diciembre del 2016, el Departamento de Justicia de Estados Unidos dio a conocer un acuerdo judicial con Odebrecht que cimbró a América Latina, al hacer público que la constructora repartió en 10 países del continente un monto total de 735 millones de dólares en sobornos, de los cuales, 10.5 millones de dólares tuvieron como destino a México.

Las investigaciones de Mexicanos contra la Corrupción comenzaron, según relató Daniel Lizárraga, cuando en noviembre del 2016 el periodista Raúl Olmos asistió a la Conferencia Latinoamericana de Periodismo de Investigación, que se celebró en Panamá, y que coincidió con la celebración de la Conferencia Internacional Anticorrupción (IACC). A la IACC, refirió Olmos, asistieron fiscales brasileños que presentaron ante periodistas internacionales avances de la Operación Lava Jato, la cual investigaba la trama de corrupción que involucraba a altos funcionarios del gobierno de Brasil con grandes consorcios energéticos y de la construcción, entre ellos, Odebrecht.

Tras el anuncio del acuerdo judicial en diciembre, Lizárraga y Olmos decidieron acelerar la investigación y cuyo resultado primero fue un trabajo que publicaron en el sitio contralacorrupcion.mx, en el que ofrecieron pistas sobre quiénes y de qué empresas públicas recibieron los 10.5 millones de dólares en sobornos de parte de Odebrecht entre 2010 y 2014. De acuerdo con la organización, para los años del gobierno de Felipe Calderón correspondieron 4.5 millones de dólares (2010-2012) y para los años del presidente Enrique Peña Nieto (2013-2014), 6 millones de dólares.

Tanto los periodistas de Quinto Elemento Lab y de Mexicanos Contra la Corrupción dieron seguimiento a las pesquisas del juez Sergio Moro encargado de llevar el juicio contra personajes involucrados en en la investigación Lava Jato que no gozan de fuero y refirieron que asistieron a la ciudad de Curitiba, capital del estado brasileño de Paraná, en la que se encuentra la sala del Poder Judicial de Brasil en la que se presentaron las delaciones de los exejecutivos de Odebrecht. Fue de esta forma, y gracias a la colaboración de las redes de periodistas formadas gracias al caso, y a la transparencia con la que las autoridades de Brasil han llevado el caso, al hacer públicas la audiencias y las transcripciones y videos de las mismas, que los periodistas mexicanos pudieron acceder a las delaciones que incriminan a Lozoya Austin.

El juez Moro, un experto en combate al lavado de dinero, ofreció una entrevista a Raúl Olmos, en reconocimiento, dijo el periodista, al importante papel que ha tenido el periodismo de investigación en las investigaciones sobre la mayor operación de corrupción revelada hasta ahora en América Latina.

Los periodistas mexicanos pusieron en relieve la importancia que tiene la indepencia de la fiscalía en Brasil para el combate a la corrupción, la que en su opinión, es un problema sistémico y no un problema cultural . En su análisis, destacaron que la operación corrupta de Odebrecht, que comprende un sofisticado aparato de sobornos y un sistema de cooptación de noveles y prometedores funcionarios públicos como fue el caso de Lozoya Austin , no es posible sin gobiernos en los que la opacidad y la impunidad campean.

Otro punto que dicidieron aclarar fue el de que la investigación que publicaron el domingo pasado no dice que Lozoya Austin es culpable de recibir sobornos, pero sí que tres exejectivos de Odebrecht declararon y dieron pruebas de que solicitó y recibió sobornos, como consta en los expedientes del caso que lleva la justicia brasileña.

Sobre la actuación de las autoridades mexicanas, los periodistas cuestionaron que el titular de la PGR fue compañero de Lozoya en la campaña de Enrique Peña Nieto a la Presidencia, donde el primero fue encargado de los asuntos legales y el segundo de los internacionales. Para los periodistas, el anuncio de Santiago Nieto, titular de la Fepade, de que la institución a su cargo inició una investigación contra Lozoya, puede suscitar sospechas pues fue un miembro del equipo jurídico de la campaña del actual presidente de México.

A juicio de los periodistas, es posible que aún no se sepa todo sobre la red de corrupción de Odebrecht en México, y aseguraron que deben investigarse las obras realizadas para otras empresas públicas, como la CFE. Recordaron que aún están pendientes las investigaciones sobre los pagos de sobornos que se repartieron en los gobiernos de Veracruz y de Michoacán.

Daniel Lizárraga, ya en las conclusiones de la transmisión, dijo que la motivación de esta investigación y en respuesta a sus detractores, que les acusan de tener intereses ocultos es evitar que la corrupción se normalice, al informar con veracidad sobre estos casos, y, gracias a su ejercicio periodístico, presionar a los gobiernos para que actúen de acuerdo con sus obligaciones.

luis.martinez@eleconomista.mx

Conéctate con nosotros.

Recibe nuestro newsletter diario con los contenidos destacados.

Al suscribirte, aceptas nuestras políticas de privacidad.