Es deber de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) profundizar en los motivos que llevaron al despido de Muna Dora Buchahin, otrora directora general de Auditoría Forense, quien fue destituida de su cargo tras haber participado en investigaciones sobre un presunto manejo irregular de fondos en Sedesol y Sedatu, pidieron Transparencia Mexicana y México Evalúa.

Eduardo Bohórquez, director de Transparencia Mexicana, indicó que con la salida de Muna Dora Buchahin suman tres los cambios de primer nivel que vive la ASF en lo que va de la nueva administración.

Cabe recordar que el 15 de marzo la Cámara de Diputados eligió a David Rogelio Colmenares Páramo como el nuevo titular de la ASF.

En este contexto, han sido destituidos el titular de la Unidad de Gasto Federalizado, Salim A. Orcí Magaña, y el auditor de Cumplimiento Financiero, Javier Peréz Saavedra. “Cambios de los que se tiene conocimiento sin que se hayan dado a conocer a la opinión pública las razones”, expresó también México Evalúa.

La Auditoría argumentó que el proceso de reestructuración tiene dos objetivos: reorientar las funciones, como parte de su rol en el Sistema Nacional Anticorrupción, y que los funcionarios “no tengan negocios relacionados con las actividades que desempeñan”.