Washington.- El presidente Felipe Calderón Hinojosa se reunió con un grupo bipartidista de congresistas estadounidenses, a quienes destacó la importancia de consolidar la responsabilidad compartida en la lucha contra la delincuencia en un ambiente de respeto y confianza.

El mandatario mexicano señaló la necesidad de aplicar medidas efectivas para detener el tráfico ilegal de armas y dinero en efectivo hacia México, así como reducir el consumo de estupefacientes.

En el marco de su visita de trabajo a Washington D.C., el Ejecutivo Federal sostuvo dicha reunión con legisladores que forman parte del Caucus Hispano, la Conferencia Hispana y el Grupo de Amistad México-Estados Unidos.

Ello se inscribe en el diálogo que el gobierno de México mantiene con el Congreso de Estados Unidos y con todos los actores políticos.

Calderón Hinojosa se refirió a las acciones de la administración mexicana contra la delincuencia organizada transnacional, que afecta a las sociedades de los dos países.

De igual manera, enfatizó la importancia de reconocer la gran contribución de los migrantes a la economía y sociedad estadounidenses y expresó la preocupación del gobierno de México por la presentación de iniciativas a nivel local contrarias a los intereses y derechos de los mexicanos residentes en ciertos estados.

Llamó a la adopción de un marco legal a nivel federal que refleje la realidad demográfica de la región.

En materia económica se refirió a la necesidad de fortalecer las acciones de ambas naciones para incrementar la competitividad y la prosperidad común, y habló de iniciativas en curso en campos como la cooperación regulatoria y la facilitación de los flujos fronterizos.

Del mismo modo, agradeció el apoyo de numerosos congresistas al interés del gobierno mexicano de incorporarse a la brevedad a las negociaciones del Acuerdo Estratégico Transpacífico de Asociación Económica.

klm