El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Gerardo Gutiérrez Candiani, pidió a los legisladores que acoten el fuero de todos los servidores públicos, incluido el presidente de la República, con el objetivo de que baje la impunidad en el país.

El representante de la Iniciativa Privada fue testigo de la presentación de la plataforma legisladortransparente.mx, que se dio a conocer en el Senado, y pidió que el fuero se preserve sólo para garantizar la libertad de expresión y para que los funcionarios no sean presionados por externos y realmente representen los intereses de los ciudadanos.

No obstante, exigió que el fuero se acote para evitar que los servidores públicos se escuden en él y evadan a la justicia cuando sean señalados por actos ilegales.

Dijo que la comunidad empresarial se reunirá con legisladores para que se concrete esta reforma en materia de fuero, incluso consideró que el tema debería ser parte de la discusión del sistema nacional anticorrupción, pues tiene que ver con la corrupción de los funcionarios públicos y la impunidad.

Por otro lado, saludó las propuestas anticorrupción del Ejecutivo federal y pidió respaldar al nuevo secretario de la Función Pública, Virgilio Andrade.

Yo creo que (Andrade) es un funcionario, yo conozco, es un funcionario limpio, es un funcionario que nosotros en lo personal hemos trabajado. Yo creo que sí tiene las características para hacer una buena función , comentó.

Opinó que la decisión del presidente Enrique Peña Nieto de nombrar a un secretario de la Función Pública y las medidas anticorrupción anunciadas no llegaron tarde pese a las declaraciones de varios sectores y se pronunció por concretar de una vez por todas la legislación anticorrupción, que está atorada en la Cámara de Diputados.

¿Y la corrupción en ?el poder judicial?

En otro escenario, durante el segundo Informe de la Comisión de Justicia del Senado, el presidente del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal, Edgar Elías Azar, también se refirió al combate a la corrupción pero en el ámbito judicial. Las malas prácticas en el derecho se vuelven endémicas porque son más sencillas de reproducir que las prácticas jurídicamente correctas y profesionalmente honestas, además tienen menos costos y requieren menos esfuerzos. Precisamente el reto de jueces, legisladores y administradores públicos es arrancar este vicio de raíz , exclamó.

tania.rosas@eleconomista.mx