De los 142 involucrados en el caso Ayotzinapa, 77 (54%) han sido liberados, y otros 20 correrían la misma suerte en los próximos días, informó el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas.

El sábado pasado, el juez primero de Distrito de Procesos Penales en Tamaulipas, Samuel Ventura Ramos, ordenó la liberación de 21 expolicías municipales de Iguala y Cocula, Guerrero; dos presuntos integrantes del grupo delictivo Gurreros Unidos, y un exfuncionario de Protección Civil del municipio de Iguala, que estaban detenidos por la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Alejandro Encinas consideró que el problema es que el juez señaló que hay tortura o que hubo alteraciones en la investigación, pero “es una burla a la justicia, ya que estas resoluciones alientan el silencio, la complicidad y la impunidad, y muestra la miseria, la podredumbre en que se encuentra la impartición de justicia en nuestro país, que huele a podrido”.

Anunció que pidió al Consejo de la Judicatura Federal una investigación por el desempeño del juez Ventura Ramo, pues consideró que su decisión es una afrenta a los trabajos que lleva a cabo el gobierno federal a través de la Comisión Presidencial para la Verdad y la Justicia del Caso Ayotzinapa.

Según Alejandro Encinas, en los próximos días podrían haber otras 20 liberaciones, entre ellas la de Sidronio Casarrubias Salgado, líder de Guerreros Unidos; el jefe de la Policía de Cocula, César  Nava González; Ramiro Ocampo Pineda el Chango, jefe de halcones, e incluso, el expresidente municipal de Iguala, José Luis Abarca Velázquez. Este último caso, detenido principalmente por el asesinato del activista social Arturo Hernández Cardona.

En un evento denominado Anti-Grito de la Independencia, en Chilpancingo, Guerrero, los padres y familiares de los 43 estudiantes desaparecidos demandaron la suspensión de los jueces que han ordenado la libertad de los 77 detenidos, al considerar que su actuación abona a la impunidad del caso.

Alejandro Encinas, también coordinador de la Comisión Presidencial para la Verdad y la Justicia del Caso Ayotzinapa, anunció que la Visitaduría General de la Fiscalía General de la República iniciará procedimientos por actos y omisiones en contra el extitular de la PGR, Jesús Murillo Karam; el exdirector de la Agencia de Investigación Criminal, Tomás Zerón de Lucio, y José Aarón Pérez Carro, extitular de la unidad especial de la entonces Procuraduría General de la República para el caso.

Al respecto, el exprocurador Jesús Murillo dijo estar tranquilo y en disposición de que se le investigue. Aseguró que los actuales funcionarios no conocen el expediente del caso y sostuvo: “Me da muchísimo gusto que vayan a investigar el expediente de la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa, tiene todos los elementos que hicieron que actuaran como lo hicimos”.

Sobre estas declaraciones, el subsecretario Alejandro Encinas comentó que “la verdad histórica está fincada en graves omisiones, simulación, e incluso actos indebidos... que han llevado a esta situación; donde no solamente está acreditando que hubo omisiones, incluso la práctica de la tortura y la siembra de pruebas”.

El subsecretario Alejandro Encinas indicó que la comisión presidencial para el caso Ayotzinapa se reunirá esta semana con el exgobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero; Iñaki Blanco, exfiscal general de Guerrero, y el exsecretario de Seguridad Pública de Guerrero, Leonardo Vázquez, para hablar del tema.