Autoridades federales y locales instalaron este miércoles dos acelerógrafos y un sismógrafo en la zona poniente de la Ciudad de México para medir con mayor precisión la actividad sísmica, ante los “enjambres” de microsismos ocurridos en ese lugar.

El director general del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), Enrique Guevara Ortiz, explicó que con la coordinación de la Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil local se colocaron los instrumentos que permitirán complementar a los que ya opera el Instituto de Ingeniería de la UNAM.

A su vez, el coordinador de Ingeniería Sismológica del Instituto de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Jorge Aguirre González, explicó que en la capital básicamente se cuenta con dos tipos de aparatos para medir la actividad sísmica.

Detalló que los sismógrafos que opera y utiliza el Servicio Sismológico Nacional sirven para medir movimientos telúricos no tan fuertes y ayudan a localizar los epicentros, mientras los acelerógrafos permiten conocer los niveles de intensidad percibidos de esos movimientos sísmicos.

Detalló que las redes de instrumentación se encuentran hacia el oriente y en la zona poniente casi no existe, por lo que se considera aumentarla, pues de esta manera se pueden localizar y estudiar a fondo los movimientos y epicentros sísmicos.

Al respecto, la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, anunció que con el gobierno federal se aumentará la instrumentación en esta zona para tener mayor conocimiento a partir del análisis científico de lo que ocurre en la zona.

“Nos han solicitado, y es muy importante y lo vamos a hacer con el gobierno federal, hay que aumentar la instrumentación en la zona poniente de la ciudad”, expuso.

La mandataria local afirmó que si bien la ciudad tiene mucha instrumentación debido a que es una zona sísmica, “para tener mayor conocimiento de qué ocurre en esta zona poniente tenemos que tener mayor instrumentación a cargo de las instituciones científicas”.

20 sismos con epicentro en CDMX

El Servicio Sismológico Nacional (SSN) dio a conocer que en lo que va del año se presentaron 20 sismos de menor intensidad, cuyo epicentro es la Ciudad de México y el ocurrido la noche del martes fue el que más llamó la atención.

Del 12 al 15 de julio, ocho sismos de baja denominación se tienen registrados y ayer martes 16 de julio en punto de las 22:59 horas se sintió uno de 2.9 de intensidad, el cual sacudió algunos edificios y viviendas, provocando alarma entre la ciudadanía en al menos ocho alcaldías.

El sismo de mayor intensidad tuvo lugar en la alcaldía Miguel Hidalgo cerca de la colonia Lomas de Chapultepec, y desató que se sintieran siete réplicas en el trascurso de la madrugada de este miércoles y su epicentro fue en la alcaldía Álvaro Obregón

Cabe destacar que la mayoría de estos sismos tiene su origen en la Álvaro Obregón, y en el argot de los geólogos se le conoce como “el enjambre”, lugar donde se acumula la mayoría de los movimientos.

El movimiento telúrico más reciente detectado por los sismógrafos del SSN ocurrió la tarde del miércoles en punto de las 14:28 horas en la localidad de Álvaro Obregón y pocas personas reportaron haberlo sentido.

En cambio, durante la madrugada de este miércoles muchas personas lograron percibirlo y algunos se salieron de sus hogares principalmente aquellos que viven en multifamiliares o condominios.

Ninguno de los 20 temblores logró que se accionaran las alarmas sísmicas y solo aquellos que lo sintieron tomaron medidas preventivas y algunos salieron de sus hogares con lo que llevaban puesto.