Silvano Aureoles, gobernador de Michoacán, manifestó al secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro Lemes, su preocupación “por la profunda crisis de inseguridad que vive México”, esto durante su visita a las instalaciones de la organización en Washington.

El gobernador calificó como fallida la estrategia de “abrazos y no balazos” del gobierno federal, que, dijo, se traduce en una “posición permisiva y omisa ante la violencia criminal, que ha causado un número histórico de pérdida de vidas”, indicó.

A través de un comunicado difundido en sus redes sociales, Aureoles solicitó a la OEA “ que no deje solo a México en este escenario de riesgo que puede llevarnos a la configuración paulatina de un narco-estado”, esto, señaló ante la participación del crimen organizado en las pasadas elecciones del 6 de julio y ante el riesgo de que la delincuencia organizada siga aumentando su presencia “al grado de elegir al próximo presidente de México”, puntualizó. 

 “Hoy más que nunca, y a fin de que evitemos un número mayor de muertes en el país por la inseguridad, es urgente la participación de la OEA para que el Estado mexicano reconozca la gravedad del problema, y auxilie en la revisión de la actual estrategia nacional de seguridad”, indicó el gobernador en el escrito. 

Silvano Aureoles informó a través de publicaciones en sus redes sociales que se reunió en Washington con el secretario general de la OEA. En esta reunión, detalló, hablaron sobre la estrategia nacional contra el crimen organizado, así como la crisis de seguridad y la falta de reconocimiento del gobierno federal del problema.