El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que se tienen que revisar las pruebas que presentó en su denuncia en el ex director de Pemex, Emilio Lozoya, para determinar si procede legalmente o no la comparecencia de los expresidentes Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón.

En conferencia de prensa en Acapulco, Guerrero, López Obrador indicó que los exmandatarios no deben ser sujetos de un juicio sumario o un linchamiento, sino que tienen que existir pruebas de su probable participación en hechos de corrupción.

Mencionó que en su momento, la Fiscalía General de la República deberá valorar si la comparecencia -en caso de ser necesaria- puede ser por escrito.

López Obrador dijo que le interesa mucho ver, y que se revele, el video que aportó Emilio Lozoya en su denuncia de hechos en la que acusó al expresidente Peña Nieto y al exsecretario de Hacienda, Luis Videgaray, de haberle ordenado recibir y distribuir sendas cantidades de dinero provenientes de sobornos.

Si es importante que se conozca el video, si existe, sería extraordinario que la gente vea cómo se repartía el dinero, cómo se compran voluntades, conciencias, los votos para no regresar a eso”, expresó.

El mandatario federal dijo entender que un material fílmico, obtenido de forma irregular sin el consentimiento de las partes, no tiene gran valor probatorio en juicio; sin embargo, consideró que en lo “moral” sí tiene valor.

El Primer Mandatario reiteró su postura de celebrar una consulta popular en donde los ciudadanos determinen si se debe o no enjuiciar a los ex Presidentes de México.

[email protected]