El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que de no encontrar eco en la convocatoria de concesión para que una empresa tenga acceso a las líneas de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y pueda ofrecer Internet en todo el país, se considerará la creación de un organismo del Estado mexicano que garantice la comunicación y conectividad en el territorio nacional.

“Porque si logramos comunicar a todo el país con Internet, va a ser un avance importantísimo, toda una revolución, ese es el propósito”, expresó en su conferencia de prensa matutina.

Indicó que en la actualidad no existe conectividad en 75% del territorio, lo que significa un “tache para los gobiernos y a los que han recibido concesiones”.

Por ello, apuntó, se busca a una empresa a la que se le pueda otorgar la concesión de las líneas de la CFE que llegan a todo el país y se pueda instalar la “última milla” para llegar a todos los domicilios, plazas públicas, escuelas, hospitales y centros integradores de servicios.

“Que (la empresa) pueda cobrar por el servicio a particulares y que el gobierno en contraprestación, por dar la concesión de la línea de la CFE, reciba el compromiso de mantenimiento de la red”, apuntó.

El Ejecutivo federal dijo que la idea es que las comunidades puedan pagar con tarjetas de apoyo de Gobierno este servicio en los 10,000 centros integradores que son seleccionados.

En el marco de la libertad de prensa, recalcó que la comunicación debe llegar a todos los lugares y en ello reconoció la contribución de las redes sociales en la transformación de la vida pública, pues su presencia se puede mejorar a partir del desarrollo tecnológico y de un buen manejo de la publicidad por parte de las empresas.

En el marco del Día Mundial de la Libertad de Prensa, aseguró que aunque con las redes sociales se garantiza la libertad de expresión, se pueden mejorar a partir del desarrollo tecnológico y de un buen manejo de la publicidad por parte de las empresas.

Dijo que le agrada más la palabra respeto que tolerancia, por lo que se debe respetar la libertad de expresión que existe en las redes sociales, pues “ayudaron mucho en el cambio de la transformación”.

Abundó que gracias a ellas se dejaron atrás los cercos informativos, el bloqueo, las campañas de desprestigio y la guerra sucia, “vienen las redes sociales y ya uno tiene posibilidad de responder, de contestar”.

Reconoció qué hay mensajes de infundio y de odio, pero que existe la garantía de poderse manifestar, “y vaya que a mí me distinguen ahí”, expresó con risas.

Por otro lado, sostuvo que los bots no funcionan en un país como México, pues “está comprobado que son muy ineficientes, gastan su dinero sin provecho porque el ciudadano, el mexicano es mucha pieza, hay mucha consciencia ya de la gente”.