La mañana de este miércoles el Ángel de la Independencia fue atacado por el estruendoso grito al unísono de fuera Uber , en donde cientos de taxistas de distintos estados de la República se unieron para manifestarse por el descontento de la llegada de empresas como Uber y Cabify a México.

Luego de ser encapsulados y algunos detenidos por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México, los taxistas se dirigieron en caravana por el Paseo de la Reforma, hasta llegar a la Secretaría de Gobernación, encabezados por un camión con altavoces.

El objetivo de esta marcha era solicitar que el Gobierno federal se atienda su demanda y que aquellas empresas de transporte a través de aplicaciones, entre las que destacaron a Uber y Cabify no tengan el permiso para operar, ya que acusan que sus ingresos se han visto severamente afectados.

7 Razones por las que taxistas quieren fuera a Uber:

1. Gobernantes son socios

Los argumentos más sonados dentro de la marcha eran que el Gobierno busca beneficiarse permitiendo que estas empresas privadas entren a implementar este nuevo servicio a México, incluso algunos de los integrantes de estos distintos grupos, aseguran tener pruebas de que la primera dama, Angélica Rivera y el jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera son socios de estas empresas, aunque no mostraron prueba alguna.

2 Artículo 256

Aseguran que estas empresas de transporte por aplicación violentan el reglamento de movilidad del 2014, en el cuál se dice que ningún auto puede prestar el servicio de taxi si no cuenta con una concesión, lo cual terminaría siendo una multa y en algunas ocasiones hasta cárcel , comentó uno de los líderes de este movimiento, argumentando que los conductores de aplicaciones están violentando de esta forma el acuerdo ya que no cuentan con ninguna concesión.

3. Los aumentos de gasolina

En cuánto el aumento a la gasolina, los choferes de taxi consideran que es de los motivos que más afectan a sus bolsillos, debido a que, aunque la gasolina suba y suba de precio no se les permite aumentar sus tarifas, lo cual genera un mayor gasto, sin retribución alguna.

4. Monopolio

Los manifestantes aseguran que las cabezas de Uber pretenden acaparar el servicio de transporte y poco a poco privatizarlo, quedándose con todas las concesiones y terminando con el servicio de taxi público.

5. Competencia injusta

Aseguran que se trata de una competencia injusta la que se tiene con la empresa UBER, debido a que a ellos se les hace pagar revista y tarjetones, a diferencia de los señores de aplicación , como ellos le llaman, que están prestando un servicio ilegal , cobrando y trabajando sin pagar todo lo que ellos pagan.

6. Pagos de impuesto

Los taxistas mencionan que anualmente se les cobra un impuesto y otros cargos para poder tener señalamientos y espacios para sus sitios de taxi. Aseguran que, a partir de la llegada de Uber, las autoridades ya no respeten ese acuerdo y los quitan para que los conductores de Uber puedan estacionarse, argumentando que la calle es de todos.

7. Gastos extras

No les parece justo tener que pagar verificaciones, permisos y licencias especiales para poder trabajar, honestamente y llevar a casa un sustento diario y que empresas trasnacionales sin esos requisitos lleguen a robarles todos esos esfuerzos.

Después de una transmisión en vivo generada en el Facebook de El Economista y tras ver los comentarios de los lectores, en los cuales externaban su inconformidad con el servicio que daban los taxis, tachándolos de cochinos y rateros , éstos se comprometieron públicamente a mejorar su servicio, ser más limpios y erradicar a todos aquellos compañeros que no cumplan con las reglas establecidas de servicio.

Twitter: @davee_son