Al pronunciarse a favor de la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), el ingeniero Carlos Slim Helú hizo un claro posicionamiento económico: para crecer, “México necesita inversión privada, más inversión y más inversión”.

Cancelar la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México sería cancelar el crecimiento económico de México, sentenció.

Hasta ahí hubiera sido exclusivamente un pronunciamiento meramente económico. Pero fue mucho más allá y también se convirtió en un posicionamiento político.

En las preguntas y respuestas que le hicieron los reporteros, el hombre más rico de México y uno de los más ricos del mundo marcó su distancia del candidato de Morena a la Presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador. Hizo, indirectamente, un posicionamiento político.

Proyecto mágico, no parches

Slim Helú se pronunció a favor de la libre empresa: “La infraestructura debe realizarse a través de concesiones a la iniciativa privada”.

Y se deslindó de cualquier acto de corrupción, relacionado con la construcción del nuevo aeropuerto, aunque se manifestó a favor de que cualquier irregularidad que se hubiera cometido debe ser castigada.

La alternativa que propone López Obrador con el mantenimiento del actual AICM, más un par de pistas adicionales a las que existen en Santa Lucía, podría ser más barata, pero no dejaría de “ser un parche”, advirtió el empresario.

Slim aludió a las inversiones que realizó en el Centro Histórico de la Ciudad de México y refirió que tuvo un trato lejano con el político tabasqueño una vez que se avanzó en el proyecto.

El presidente honorario de Grupo Carso expresó su convicción plena de que el Nuevo Aeropuerto Internacional de México no sólo es un proyecto logístico, sino la oportunidad de cambiar la vida a más de 5 millones de mexicanos que habitan una de las zonas más marginadas del país, a través de un proyecto de largo plazo.

La construcción del nuevo aeropuerto permitirá una “transformación mágica” de una zona muy marginada de la Ciudad de México.

El empresario dejó claro que tampoco se trata de una opinión basada en su interés económico, al advertir que lo que ganaría Grupo Carso por la construcción del NAIM representaría menos de 1% de las ganancias de todo el grupo.

Además, mencionó que es dueño de un amplio terreno junto a Santa Lucía, con lo que implícitamente deja claro que tampoco es porque le convenga que se construya en Texcoco.

Slim Helú explicó que la participación que tuvo la Afore Inbursa en la colocación del Fibra E del nuevo aeroportuario es conveniente porque se traducirá en mayores rendimientos para los trabajadores; la mayoría de las afores, dijo, tienen sus recursos invertidos en Cetes.

Todos, a favor del NAIM

Un día antes, en Mazatlán, Sinaloa, se registró un pronunciamiento generalizado del sector empresarial turístico de México a favor de la construcción del NAIM.

El presidente del Consejo Nacional Empresarial Turístico, Pablo Azcárraga, durante el acto inaugural del Tianguis Turístico, ante el presidente Enrique Peña Nieto, dijo que cancelar su construcción sería cancelar el desarrollo económico de México.

El secretario de Turismo, Enrique de la Madrid, con todas las medallas de reconocimiento que le reconocieron los protagonistas de la industria por su impulso al turismo nacional, también se expresó a favor de la construcción del nuevo aeropuerto para continuar impulsado el turismo de México.

El presidente Enrique Peña Nieto, al destacar que México brincó al sexto lugar en el ranking mundial de los países más visitados, pronosticó que podría continuar avanzando para alcanzar una afluencia de 60 millones de visitantes y señaló la importancia que tiene el Nuevo Aeropuerto Internacional de México en ese objetivo.

Por lo visto, la rentabilidad en votos que calculó López Obrador con su posición contraria a la construcción del nuevo puerto aéreo no previó el castigo de los hombres del dinero que han comenzado a mostrar su abierta oposición.

La reacción inmediata de López Obrador fue todavía más grave. Dijo que Slim Helú (como si ello fuera posible) está siendo utilizado por Carlos Salinas de Gortari y Enrique Peña Nieto para “frenar” el avance de Morena.

Sin duda, Slim y empresarios turísticos marcaron un parteaguas en la contienda presidencial. Al tiempo.

Atisbos

CAMPAÑA. Ayer el Consejo Coordinador Empresarial, presidido por Juan Pablo Castañón, inició una campaña en redes sociales que va dirigida claramente contra Andrés Manuel López Obrador y sus propuestas populistas. Con una caricatura en movimiento dice: hay quienes todavía piensan que es posible transformar un país con una varita mágica; que con un hechizo puede desaparecer la corrupción y aparecer dinero. Un país no se construye con cuentos, dice. Se construye con el trabajo de todos.

Marco A.Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.