Los proyectos de desarrollo social y económico impulsados por el gobierno perredista en la ciudad de México tienen un denominador común: el rechazo de los vecinos de las zonas intervenidas: los planes maestros del Barrio de la Innovación y la Ciudad de la Salud buscan potenciar el desarrollo tecnológico en Tlalpan y Coyoacán, con la incorporación de un Cetram, parques públicos y corredores inmobiliarios, pero carecen del aval de los colonos, férreos opositores del modelo de desarrollo urbano y social de la administración mancerista.

La misma mala fortuna sufre el proyecto de intervención sobre avenida Chapultepec. El demo reel de 24studio puede verse en Design Boom o Architizer, pero no ha sido expuesto a los habitantes de las colonias Roma, Juárez e Hipódromo Condesa.

La evaluación técnico-financiera elaborada por el Tec de Monterrey ha circulado entre potenciales inversionistas, nacionales y extranjeros. Fuentes del gobierno capitalino refieren que representantes de consorcios de origen chino llegaron desde hace un año a la ciudad de México y están en espera de los resultados de la consulta pública.

A continuación se les propone a los vecinos ofertas de realojamiento, en Tlalpan les ofrecieron 70,000 pesos por predio, además de viviendas en terrenos cercanos a San Pedro Mártir, según testimonios de los vecinos. Una oferta de esas características para los colonos de la Roma o la Condesa está completamente descartada, pero la gentrificación parece inevitable.

Sobre el corredor Chapultepec ha fluido información sesgada. La agencia promotora sectorizada a la Secretaría de Desarrollo Económico colocó en su portal de Internet versiones públicas de algunos de los estudios elaborados en los últimos dos años. ¿Cuántos fueron y quién pagó por ellos? Misterio.

En esos documentos se refieren al menos tres reportes elaborados por Estudios para el Desarrollo y Sustentabilidad de las Ciudades, una sociedad anónima que habría contratado al despacho internacional Steer Davies Gleave en el 2014. Posteriormente, el proyecto de un parque creativo cultural sería encargado a la firma Fernando Romero Enterprise, que colaboró con los despachos Frente Arquitectura y RVDG arquitectura+urbanismo.

Hace cuatro meses, el Centro de Estudios Estratégicos del ITESM Campus Guadalajara entregó un reporte sobre los flujos financieros esperados de la construcción y operación del Corredor Chapultepec, elaborado por un equipo consultor por encargo de Invex Construcciones. Esa información fue compartida por el inversionista al ProCDMX, que a su vez divulgó una versión de ese documento.

Este espacio tuvo acceso a la versión original, en la que especifica el modelo de asociación público-privada para constituir el fideicomiso para la coinversión en el Corredor Chapultepec. Los desarrolladores seleccionados son AV Promotora una filial de Grupo Acosta Verde y GP Construcciones, ambos regiomontanos.

La integración de un parque lineal dentro de un centro comercial e instalaciones culturales que buscan mejorar visualmente el paisaje urbano de esa zona de la ciudad, para detonarla económico y socialmente, busca atraer más turistas a la zona. Una red de calles completas en vialidades primarias, así como un aumento en eficiencia de las calles secundarias, con mantenimiento y señalización adecuados; este concepto combina Las Ramblas de Barcelona y el High Line de Nueva York.

Dos espacios públicos Plaza Sevilla y Plaza Acueducto , así como un anfiteatro en la Glorieta Insurgentes. Y a lo largo del corredor, locales para establecimientos comerciales, culturales y recreativos. En uno de los extremos, el Centro de Transferencia Modal (Cetram) Chapultepec. Y al final, la Glorieta de Insurgentes.

Su ejecución requiere 930 millones de pesos, que provendrían de capital privado. La aportación del sector público consistiría en la aprobación del aprovechamiento del espacio público sobre la avenida Chapultepec, pero no representa ninguna aportación monetaria para el desarrollo del proyecto. La estructura financiera es la siguiente: 65% con crédito para la construcción, 35% con aportaciones de capital.

El proyecto tiene una vida útil de 30 años, ligado al plazo de concesión, y se contemplan 18 meses para realizar la inversión inicial. La concesión podría extenderse a un plazo de 40 años.

En la definición sobre los contratistas e inversionistas no participaron los vecinos que ahora deberán responder con un sí o un no a la pregunta: ¿Debe o no debe realizarse el proyecto del Corredor Cultural Chapultepec-Zona Rosa en el tramo comprendido entre el Bosque de Chapultepec y la Glorieta de Insurgentes? .

EFECTOS SECUNDARIOS

OPOSITORES. Las obras del Túnel Emisor Poniente II tal vez no estén concluidas en la fecha acordada por el gobierno del Estado de México y las contratistas Recsa y Aldesa... por los constantes bloqueos de vecinos. Los últimos cierres ocurrieron el pasado 9 de noviembre y la fuerza policiaca no ha impedido los bloqueos y el secuestro de los camiones con los que desalojan los escombros.

PENDIENTES. Los estrategas del chiapaneco Manuel Velasco Coello no salen de una, cuando ya están en la siguiente. La instrucción del mandatario verde es inapelable: hay que concentrar todos los esfuerzos para cumplir con los requerimientos logísticos, en vísperas de que el Vaticano resuelva los puntos que el papa Francisco visitará dentro de tres meses. ¿Y los adeudos no cubiertos a contratistas y proveedores desde hace cinco meses? Los cobros por pagos atrasados podrían llevarlos a los tribunales civiles... y electorales.

[email protected]