El Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) para el 2020 será el primero que elabora el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

El PEF 2019 fue en realidad un “híbrido” elaborado entre el gobierno peñista saliente y el gobierno lópez obradorista, entrante.

El PEF 2020 busca marcar la nueva ruta económica, en la que el objetivo principal es iniciar la transformación social del país. La meta es mejorar el bienestar de todos y por ello pone especial énfasis en los programas sociales.

Tiene también la intención de realizar tres megaobras con el sello lopezobradorista: la construcción de un sistema aeroportuario, incluida la ampliación del actual aeropuerto militar de Santa Lucía; la refinería de Dos Bocas, en Tabasco, y el tren Maya. El PEF 2020 es o busca ser en los hechos un cambio radical en el modelo económico, desde la manera en que ejerce el gasto el nuevo gobierno. El PEF forma parte del Paquete Económico que incluye la Ley de Ingresos y los Criterios Generales de Política Económica. El Paquete Económico de muchas maneras deja ver el mapa de ruta económica del nuevo gobierno.

Muestra su prioridad en la búsqueda de un modelo que permita reducir la desigualdad e inequidad social.

Es una guerra declarada que pretende borrar del mapa el “sistema neoliberal”, aunque en su base fundamental, mantiene la esencia neoliberal: libre comercio internacional, con la ratificación del T-MEC; la estabilidad macroeconómica, que incluso está profundizando más que los neoliberales en no gastar más de lo que se ingresa, en recortar la grasa en el aparato burocrático gubernamental; no aumentar la deuda; acotar la inflación, y procurar la estabilidad del peso.

El Paquete Económico 2020, en esta parte, en la que remarca su compromiso con la responsabilidad fiscal y financiera, envía una fuerte señal de confianza a los mercados.

Pero en la forma y en el fondo también envía señales de preocupación e incertidumbre. Y es que en el horizonte de corto y mediano plazos se registran nubes grises y negras. Un tema central que tiene a la expectativa es el cambio radical en la política energética. Se han suspendido las rondas petroleras y compromete y ata a las finanzas públicas con el destino de Pemex que arrastra una deuda superlativa.

La intención de fortalecer el monopolio de Pemex y la CFE, la suspensión en el sector eléctrico de las subastas de largo plazo y el cambio de los lineamientos en los Certificados de Energía Limpia, que ya provocó el amparo de seis empresas nacionales e internacionales; además del reciente pleito con las empresas que construyeron los gasoductos.

Para muchos analistas existe una fuerte probabilidad de que México y Pemex pierdan en algún momento el grado de inversión, con todas las consecuencias que ello implicaría.

El pleito constante, que en el discurso y en los hechos ha mantenido el presidente de México con distintos sectores de la Iniciativa Privada, se ha traducido en un largo periodo de atonía en las inversiones. En el ámbito político, aunque el nuevo gobierno ha presumido que es diferente a sus antecesores, lo cierto es que el PEF refleja lo contrario al destinarse presupuestos que favorecen a los estados que gobierna el partido en el poder. Sin duda, las premisas de eliminar la corrupción y reducir el gasto público son positivas, pero hace falta mucha mayor congruencia entre lo que se dice y lo que se hace desde el gobierno para restablecer la confianza de los empresarios nacionales. Sin duda, el objetivo de reducir la desigualdad y fortalecer la economía de las familias es loable.

Aunque también hace falta que los programas sociales se realicen bajo reglas de operación claras y padrones de beneficiarios confiables. Es muy buen momento para que el gobierno cambie la estructura para lograr la transformación social, pero también para que retroceda y mantenga lo que permita aumentar la fortaleza económica del país.

Atisbos

ALIANZA. Telefónica y AT&T se alían. Esta última dará acceso de última milla a la primera en un compromiso de largo plazo.

Marco A. Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.