En la primera plana de el periódico El Universal del lunes, se dio la noticia de un escándalo más de Alejandro Gertz Manero. Un reportaje de Francisco Reséndiz y Diana Lastiri, da cuenta de una investigación elaborada por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) donde se pone de manifiesto que el fiscal de la República al que consideramos muy lento para ejecutar el trabajo que el gobierno de la 4T le ha encomendado, es presuroso y dinámico para la compra de automóviles y operaciones crematísticas. Según datos de la UIF entre los años 2014 y 2015 Gertz Manero, compró 122 automóviles de lujo por la cantidad de 109 millones 775,339.30 millones de pesos, en su mayoría Mercedes-Benz y, de manera relevante, un Rolls-Royce. (Con este último vehículo el fiscal identifica su persona porque está perfectamente acabado).

Gracias al reportaje me entero del porqué, según me dijo un amigo abogado, don Alejandro asiste muy poco o casi nunca a sus oficinas en la Fiscalía. Todas las mañanas, con la intención de partir al trabajo, se pone a elegir en cuál de los 122 automóviles va a trasladarse a las oficinas que con generosidad le pagamos los pendejos, eufemísticamente llamados contribuyentes. Cuando termina de pasar lista a las 122 unidades y ya tiene decidido en la que se va a transportar, ve el reloj —seguramente de marca cara— y se da cuenta que, a esa hora, ya no debe haber nadie en la Fiscalía. Iré mañana al cabo no hay trabajo urgente, la mayoría de los personajes a los que hay que girarles órdenes de aprehensión andan fuera de México —dice—.

Resulta una ironía, que el fiscal tenga más autos de cuatro ruedas que los autos que ha presentado de vinculación a proceso.

Además, según el reportaje de referencia, la Unidad de Inteligencia Financiera, tiene documentos que prueban que el presunto plagiario de la biografía de Guillermo Prieto, ha realizado transferencias internacionales de dinero: 4 millones 319,755.60 pesos que tuvieron como destinaria a Mercedes Gertz en una cuenta de Wells Fargo en Estados Unidos. En el 2013 transfirió a España 103,000 euros. En ese mismo período recibió 4 millones de dólares de una cuenta de Bank of America y 37,858.95 dólares de la Universidad de las Américas. Así mismo el Fiscal General de la República, recibió por medio de pagos electrónicos interbancarios 38 millones 959,144.81 pesos. 35.1 millones de éstos provenían de Scotia Intverlat, Casa de Bolsa. Además, la dependencia detectó una cuenta de cheques por 34 millones 347,182 pesos. Por la tarde de ayer una vez escrito lo que usted ya leyó, la UIF emitió una nota informativa en la que aseveró que el informe en el que se basa la nota de El Universal es inexistente.

Por mi parte, me gustaría recordar que el fiscal lento para lo que atañe en sus obligaciones con la ciudadanía, es raudo para las venganzas personales, a eso responde el litigio para recuperar cuentas bancarias y bienes de su hermano Federico, La querella del fiscal es contra Laura Morán, de 94 años, que se encuentra en fuga, y de su hija Laura Cuevas, presa en la actualidad, ambas acusadas por Gertz Manera de homicidio por no haber brindado los cuidados que su hermano requería por lo cual, según él, murió a los 85 años de edad.

También hay que hacer notar lo afirmado por la periodista Anabel Hernández respecto a que en la Fiscalía General de la República (FGR) con la anuencia del fiscal trabajan siete personas muy allegadas a Genaro García Luna y su equipo, razón por la cual antes de que en México estuvieran los expedientes judicializados, para aprehender a Luis Cárdenas Palomino y a Ramón Pequeño, recibieron un pitazo que los hizo huir a Estados Unidos donde, para su sorpresa, los atraparon. Fueron los gringos los que metieron a Cárdenas Palomino y a Pequeño en prisión, aunque éste por su apellido debería de estar en una guardería.

rrg

Manuel Ajenjo

Escritor y guionista de televisión

El Privilegio de Opinar

Guionista de televisión mexicano. Conocido por haber hecho los libretos de programas como Ensalada de Locos, La carabina de Ambrosio, La Güereja y algo más, El privilegio de mandar, entre otros.

Lee más de este autor