El espárrago (Asparagus officinalis) es una planta herbácea perenne cuyos brotes tiernos son los que se consumen, se le atribuyen los siguientes beneficios: son ricos en nutrientes y vitaminas, brindan protección contra el cáncer, ayudan a mantenerse joven, fortalecen el cerebro y son un diurético natural.

Su consumo por parte de los egipcios data de hace más de 6,000 años, ya que diversos monumentos de ese país muestran pinturas en las que se aprecian manojos de brotes o turiones con dos o tres ligaduras. Desde ahí se extendió a otros países como Italia, donde los romanos lo incluyeron en su dieta. Así, el científico y naturalista Plinio el Viejo, fallecido en la erupción del Vesubio en Pompeya (79 dC), relata las virtudes medicinales de los espárragos, concediéndoles aportes diuréticos y afrodisiacos.

Durante el renacimiento italiano y su vuelta a los valores clásicos, se volvió a tomar el espárrago como uno de los alimentos que aportaban propiedades afrodisiacas. Posteriormente, el cultivo de espárrago se extendió al norte y centro de Europa. Las variedades actuales parece ser que tienen su procedencia en selecciones llevadas a cabo en Holanda en el siglo XVIII.

El cultivo de espárrago se desarrolla mejor en suelos inclinados, franco arenosos, evitando los encharcamientos de agua y el sustrato pedregoso, para que los brotes no tengan impedimentos en su crecimiento, ni obstáculos que puedan dañar a los turiones, que son la parte de valor de este cultivo.

Se trata de una planta muy sensible a las oscilaciones térmicas, mostrando un desarrollo mayor de los turiones durante los meses de temperaturas frías (entre 12-18ºC). Para su cultivo, se utiliza la siembra directa a través de dos líneas de semillas con una separación entre sí de 25 cm aproximadamente, o bien, puede utilizarse la siembra por medio de coronas.

El espárrago posee durante su ciclo vegetativo tres momentos importantes para realizar el riego: riego de plantación con el fin de mantener la humedad durante el primer año, riego de recolección para humidificar el brote o turión y riego de desarrollo de la parte aérea.

Al ser una especie perenne y desarrollar brotes durante todo el año, su recolección vendrá establecida por las características físicas que alcancen los turiones, siempre evitando la apertura de la zona superior. En la región de Caborca, Sonora, que es una de las principales zonas productoras de espárrago en México, en los meses donde alcanzan mayores dimensiones los turiones y con una mayor venta en el mercado, comprenden desde el mes de enero hasta principios del mes de abril, en ocasiones puede extenderse o adelantarse un poco la época de cosecha.

La producción de espárragos en el mundo se ha constituido en los últimos años, en una actividad creciente especialmente en las importaciones, por ser un producto con un nivel preferencial en el mercado internacional que le permite obtener buenos precios, debido al incremento de su consumo y la variedad de preparaciones y propiedades descubiertas.

Con respecto a su importancia económica, comentaré los niveles de producción actuales en México, así como la oportunidad económicas que representa la creciente demanda del producto y su cercanía con Estados Unidos.

Antonio Godina González es residente estatal de FIRA en Sonora. La opinión es del autor y no coincide necesariamente con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]