Trent Reznor, la mente maestra detrás de Nine Inch Nails, ganó la semana pasada su primer Country Music Award. Los premios de la música country no son una ceremonia que reciba tanta cobertura internacional de la prensa musical. No son los Grammy, el Mercury Prize o el Premio Polaris que reciben más reflectores. Para algunos la noticia pasó un tanto desapercibida. El premio ni siquiera se transmitió en la ceremonia televisada del 13 de noviembre pasado y en la era de la desinformación masiva, el evento podría pasar como una noticia falsa hecha por algún medio paródico que trata de ganar un par de clics.

Reznor fue reconocido como uno compositores de la canción “Old Town Road”, de Lil Nas X y Billy Ray Cyrus. Lil Nas X recibió este miércoles seis nominaciones al Grammy como Mejor Grabación del Año, Mejor Artista Nuevo, Álbum del Año, Mejor Interpretación por un Dueto/Grupo Pop, Mejor Interpretación de Rap y Video del Año.

El rapero oriundo de Atlanta, Georgia, utiliza un fragmento de la pieza simplemente titulada como “34” del Ghosts IV, uno de cuatro volúmenes que rozan en las fronteras del ambient y conforman uno de los discos más experimentales que Reznor ha compuesto en su carrera de más de tres décadas. La melodía tiene esas tonalidades que son familiares para todos los devotos de la obra y los halos de Nine Inch Nails, y se integran en una mezcla entre el rap y el country.

Lil Nas X y Billy Ray Cyrus durante la ceremonia en Nasville, Tennessee, donde ganaron el CMA por Mejor Evento del Año. Foto: Reuters

En los primeros años del nuevo milenio, Reznor dejó atrás su lado destructivo y se convirtió en una máquina de composición, incursionando en nuevos campos como la musicalización para cine y otros medios audiovisuales. Durante ese periodo, experimentó con nuevos modelos de distribución de su música, con el modelo de paga-lo-que-quieras y utilizó las nuevas herramientas digitales de una forma muy novedosa. También se involucró con la organización Creative Commons y puso a disposición de los fans las cintas virtuales del Year Zero y Ghosts I-IV, para que el público pudiera remezclar y crear nuevas obras con sus tratamientos sonoros. Este año Reznor y su socio Atticus Ross fueron los encargados de musicalizar la serie de HBO Watchmen, basada en el legendario cómic de Alan Moore y Dave Gibbons.

“La música de Ghosts que se transformó en ‘Old Town Road’ ciertamente no vino de un lugar tan íntimo como la canción 'Hurt', pero sigo recordando qué estaba pensando cuando la grabamos y cuando la escuchas convertida en esto otro, se siente raro al principio (...) pero creo que hizo un buen trabajo con ella”, le confesó Reznor a la revista Rolling Stone tras enterarse sobre la esta colaboración tan sui géneris.

Esta no es la primera vez que la obra de Reznor recibe un tratamiento de 180 grados de sus composiciones. En el 2004, Johnny Cash reinterpretó para su álbum American IV: The Man Comes Around, el track final de The Downward Spiral, “Hurt”, canalizando la adicción de Reznor con la experiencia de vida del Hombre de Negro.

“Al principio, cuando escuchas tu material convertido en algo diferente, siempre se siente raro porque es algo que de algún modo viene de tu propia intimidad”. “Old Town Road” tiene más de 508 millones de reproducciones en Spotify, el remix supera los 700 millones y la canción ha estado más de 37 semanas en las listas del Billboard, 17 de ellas en el número uno.

Hoy, Trent Reznor puede agregar a la lista de reconocimientos (Oscar, Globo de Oro, Grammy), un premio en el mundo del country y tal vez el próximo año sea ingresado al Salón de la Fama del Rock. La mente detrás de Nine Inch Nails nunca se imaginó que su nombre sería incluido en uno de los Números Uno más exitosos de todos los tiempos. “No lo vi venir", dijo Reznor. “Pero el mundo está lleno de cosas raras que suceden así. Es halagador”.

antonio.becerril@eleconomista.mx

Antonio Becerril

Coordinador de operaciones de El Economista en línea