La semana pasada, algunos comentaristas le dieron mucha importancia al hecho de que México no fuera incluido este año en la lista anual de los 25 países más atractivos para la Inversión Extranjera Directa (IED), que cada año difunde la consultora Kearney y que se basa en una encuesta que realiza entre 500 ejecutivos alrededor del mundo.

El que México no fuera incluido por primera vez desde 2011 refleja la falta de confianza que los ejecutivos de las empresas, que son clientes de Kearney, tienen en el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

¿Quiénes son estos ejecutivos y para qué empresas trabajan? Es imposible saberlo porque nunca son identificados por la consultora debido a sus políticas de confidencialidad.

Es más, ¿qué es Kearney?

Según la revista Forbes (marzo 17, 2020), es una de las 224 mejores empresas de consultoría de entre las más de 774,100 que hay en Estados Unidos.

De acuerdo con el sitio especializado consulting.com, por su volumen de facturación en 2019 (1,400 millones de dólares), Kearney fue la número 28 a nivel global, muy por debajo de las tres grandes consultoras del mundo: la irlandesa Accenture Consulting (17,310 millones de dólares), la francesa Capgemini Consulting (15,460 millones) y la india Tata Consultancy Services (14,930 millones).

Entre las consultoras estadounidenses también se ubica, por su volumen de facturación, muy abajo de las tres más grandes: Cognizant Technology Solutions   (14,810 millones de dólares), Cisco Systems Consulting (12,000 millones) y HP Enterprise Technology Services (7,882 millones).

Ahora bien, pese a que no figura entre las empresas de consultoría de mayor facturación, una encuesta realizada por vault.com entre 17,000 consultores del mundo, la coloca en el noveno lugar en cuanto a su prestigio se refiere, entendiéndose este término como “El respeto y la admiración generalizados hacia alguien o algo sobre la base de una percepción de sus logros o calidad”.

Con base en todo lo anterior, ¿es importante la lista de los países más atractivos para la IED que difundió Kearney la semana pasada?

Definitivamente lo es y más si tomamos en cuenta que la mayoría de los 500 ejecutivos que encuestó trabajan en empresas globales y deciden en qué países invertir miles de millones de dólares. Además, por ser Kearney una de las consultoras de mayor prestigio en el mundo, su lista es tomada muy en serio por ejecutivos donde quiera que estén.

Sin embargo, el mejor indicador para saber si México es un destino atractivo para la IED es ver cómo ha ido evolucionando desde que empezó el gobierno de Andrés Manuel López Obrador y comparar los montos con los de años anteriores.

En 2007 el monto total de la IED fue de 29,695 millones de dólares. En 2018 fue de 31,604.3 millones, un aumento de 6.4%. En 2019 llegó a 32,921.2 millones, 4.2% más que el año anterior. Y en el primer trimestre de este año se captaron 10,334 millones de dólares, 1.7% más que en el primer trimestre de 2019.

De no haberse presentado la pandemia y la recesión mundial, es probable que en 2020 el monto de la IED hubiera rebasado el que se alcanzó en 2019, sin importar que México apareciera o no en la lista de Kearney.

Hoy, como están las cosas, caerá.

Eduardo Ruiz-Healy

Periodista y productor

Columna invitada

Opinador, columnista, conferencista, media trainer, 35 años de experiencia en medios de comunicación, microempresario.