En la primera parte del artículo comenté sobre la importancia de promover la Innovación y Desarrollo (I+D) en las pequeñas y medianas empresas (pymes) del sector agropecuario, así como procuré destacar los impactos productivos que se alcanzaron con el programa de consultoría y asesoría denominado Integración y Desarrollo Competitivo de la Red Limón Mexicano en Colima

Sin embargo, para que los efectos de la estrategia de I+D sean sostenible en las pymes del sector agropecuario es indispensable que los miembros de las empresas participantes se apropien de la innovación y rompan las barreras de I+D. Arbussá et al., de la Universidad de Girona, destacan la capacidad de absorción o adopción y los costos de implementación o transacción.

En FIRA, año con año se autoriza presupuestos para otorgar apoyos tecnológicos a pymes del sector agropecuario relacionados con la consultoría y asesoría técnica, por lo que se convierte en una herramienta para contrarrestar la barrera de los costos de implementación.

No se debe perder de vista que es necesario fortalecer la capacidad de adopción; este aspecto es de suma importancia para lograra un I+D sostenible; sin embargo, es complejo, por los múltiples factores que intervienen.

Existe la necesidad de cambiar la forma de concebirse, de productores que abastecerán únicamente a un intermediario, a empresarios, a la de abastecer a un mercado que es dinámico y que espera intercambiar sus recursos monetarios con productos de alta calidad, sin importar el tamaño de la unidad económica. Esta concepción es compleja de abordar, pero no imposible, pues conlleva un proceso de concientización que implica el cambio desde aspectos psicológicos, sociales y culturales.

Por otro lado, los consultores o asesores deberán están comprometidos y convencidos de que participan con empresarios que invierten tiempo, recursos económicos y activos fijos, que esperan generar nuevas capacidades en producción para lograr la rentabilidad en sus activos.

La combinación de estas dos conceptualizaciones avizoran el incremento de las ventajas competitivas de las pymes productoras de limón en el estado de Colima a través del óptimo manejo de su capital social, humano y físico, para finalmente promover el crecimiento económico de la región.

Además, el desarrollo tecnológico deberá evaluarse con indicadores cuantitativos que contribuyan a la rentabilidad de cada pyme, siendo el punto de partida para que la empresa se apropie de la innovación, incrementando con ello la capacidad de la absorción (o adopción) en el proceso de producción, siendo uno de las principales obstáculos para la I+D.

La Innovación y Desarrollo en la pymes del sector agropecuario es de gran importancia, resultando ser una estrategia competitiva para lograr la rentabilidad de sus activos. La adopción tecnológica, ciertamente es un gran reto que implica muchos cambios para visualizarse como empresario altamente competitivo, lo cual resulta ser el reto a superar.

*Beltario Vázquez Aguilar es promotor de la Agencia FIRA en Colima. La opinión aquí expresada es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]