Ayer se cumplió la primera semana desde que Andrés Manuel López Obrador triunfó en las elecciones presidenciales.

¿Qué ha pasado en esos ocho días?

Todo indica que el candidato presidencial más activista, el más radical de los contendientes, se reconvirtió de la noche a la mañana en un ortodoxo económico.

Por eso, en términos económicos ha ocurrido ¡lo impensable! No hay debacle económica.

El peso ha registrado un notable comportamiento positivo, aunque no ha sido exclusivamente por el registro de un proceso electoral en paz.

Las proclamas políticas incendiarias están siendo relevadas por mensajes de continuidad económica.

Las amenazas contra la reforma energética, la suspensión de la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y las promesas de que bajarán la gasolina y los impuestos, proclamadas durante la campaña, han sido sustituidas.

Aunque no han desaparecido del todo, a partir del triunfo de López Obrador han sido cambiadas por mensajes de ortodoxia económica: se mantendrán la estabilidad macroeconómica y fiscal, se respetará la autonomía de Banxico y la libre flotación del peso.

López Obrador y el que será su secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, lo han reiterado en todas partes.

El próximo coordinador de la oficina de la Presidencia, Alfonso Romo, le dijo a la agencia Bloomberg: López Obrador no va a hacer locuras; sabe que los mercados son más poderosos que los partidos políticos.

El empresario descartó que se hagan cambios a la reforma energética y si se hicieran no afectarían a la inversión privada.

El equipo económico del próximo gobierno ha buscado decir lo que los mercados y los inversionistas quieren escuchar.

Del odio al amor

En estos pocos días, hemos sido testigos del inicio de una empalagosa y exagerada “luna de miel” entre los más destacados empresarios de México y el virtual presidente de México.

Como en los viejos tiempos de presidencialismo exacerbado, la “cargada empresarial” fue notable.

También se notó la cargada política alrededor del candidato que mayor número de votos ha tenido en los tiempos modernos.

Los desplegados en periódicos y los videos en redes marcan el fin del odio y el principio de la luna de miel.

Y en paralelo hemos registrado tranquilidad y confianza en los mercados cambiario y de capitales.

¿Populista o estatista?

Incluso comienza a desvanecerse el profundo terror al populismo.

Una de las agencias calificadoras más influyentes: Standard and Poor’s, asegura que es improbable que Andrés Manuel López Obrador lleve a México hacia el populismo, aunque reconoce que es muy posible que avance hacia un mayor estatismo.

Las agencias calificadoras Moody’s y Fitch anunciaron que mantendrán la nota soberana de México aunque advirtieron que la cambiarán si se debilita la consistencia y credibilidad del marco de políticas macroeconómicas o se socavan las reformas estructurales y su ejecución.

Las fotos

Las fotografías retratan una realidad que muchos nunca hubieran imaginado, ni siquiera en los sueños más fantásticos.

La del presidente Enrique Peña Nieto y Andrés Manuel López Obrador caminando por los pasillos de Palacio Nacional con rostros amigables y sonrientes.

La de López Obrador con los empresarios que parecían sus irreconciliables enemigos y a los que apenas unos días antes había calificado como “minoría rapaz” y “traficantes de influencias”.

Se observa una “luna de miel” entre los que apenas unos días antes eran calificados como integrantes de la mafia del poder y su peor enemigo.

Planes

Luego de su primera reunión con los integrantes del equipo económico, Carlos Urzúa delineó 38 planes prioritarios para el 2019 entre los que destaca licitaciones consolidadas desde Hacienda para todo el gobierno federal, para abatir costos y reducir corrupción; IVA diferenciado de 8% en una franja fronteriza (zona franca) en el norte; construcción del Tren Maya entre Cancún y Palenque.

Viene un esfuerzo mayúsculo de austeridad y de lucha contra la corrupción. ¡Muy bien!

Pero también viene un contraste evidente entre lo que se prometió y lo que es realmente posible. ¿A quién decepcionará primero, a los que votaron por él o a los mercados?

ATISBOS

CIBERSEGURIDAD. Luego de los ciberataques que han registrado distintas instituciones financieras, hemos visto la actuación de distintas autoridades.

Muchos se preguntan: ¿y qué está haciendo el Instituto Federal de Telecomunicaciones que preside Gabriel Contreras?

Bueno, pues le cuento que aunque el tema de la ciberseguridad es responsabilidad de distintas dependencias del gobierno, el IFT está identificando la ruta crítica para la actualización y armonización del marco jurídico en el ámbito de ciberseguridad con perspectiva de derechos humanos y no discriminación.

Entre otras acciones encaminadas a fortalecer la resiliencia de los usuarios ante ciberataques el IFT participa en la elaboración de la Norma Oficial Mexicana para el comercio electrónico.

Ha recomendado la consideración de normas internacionales sobre ciberseguridad en portales electrónicos.

La intención es crear un marco de respeto a los derechos humanos como la libertad de expresión, vida privada y protección de datos personales, entre otros. ¡A ver!

Marco A. Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.